¿Cómo elegir un curso de inglés para nuestra empresa?
 

 Artículos y recursos empresariales

 
  • jun
    20
    20
    11

    ¿Cómo elegir un curso de inglés para nuestra empresa?

    System Account
    10:27 AM

    ¿Cómo elegir un curso de inglés para nuestra empresa?

    A nadie se le escapa que para el desarrollo de nuestro negocio es muy importante, y a veces imprescindible, poder comunicarnos en otro idioma. Ahora bien, ¿en qué hablan un mejicano y un francés cuando se encuentran?, ¿y un chino y un alemán?... Muy probablemente en inglés y es que la lengua de Poe es hoy en día indiscutiblemente el idioma mundial.

    Jorge Jiménez Ramírez es profesor en el Dpto. de Humanidades de la Universidad Europea de Madrid. Además, colabora como consultor en diferentes empresas y centros de educación superior como Middlebury College en temas como la enseñanza de idiomas y la aplicación de la tecnología en el aprendizaje.

    Resumen:

    •Busque la comunicación antes que la gramática: para hablar un idioma hay que necesitarlo.

    •Adecue los contenidos del curso a nuestros intereses.

    •Adecue el curso a las características culturales de los que aprenden.

    •Pida profesorado preparado.

    •Sea realista.


    Que nadie se llame a engaño, otros idiomas (entre ellos el español) son importantes y nos pueden ofrecer muchas oportunidades de negocio, pero todas pasan antes por manejar el inglés con cierta soltura. Es precisamente en la elección de un curso de inglés donde muchos emprendedores deciden invertir dinero y tiempo, algunas veces sin éxito. Sin embargo, al igual que al elegir un producto lo comparamos con otros y sabemos para qué lo queremos, al tomar la decisión sobre un curso de idiomas debemos tener en cuenta una serie de ideas:

    Para hablar un idioma hay que necesitarlo.

    Parece una obviedad, pero grandes empresas pagan mucho dinero a sus empleados para que estudien inglés sin conseguirlo. El problema es que si el empleado siente que es una imposición y no está convencido de que realmente lo necesita (porque las probabilidades de utilizarlo son pocas o el curso se centra en elementos gramaticales teóricos) nunca va a aprenderlo. Es así de simple.

    Debemos de estar seguros de que en el curso va a haber situaciones que pongan a los alumnos en la necesidad de hablar, de intercambiarse información: de comunicarse.

    Comunicación antes que gramática.

    Hablar un idioma es una cosa, conocer su gramática otra. No estamos diciendo que para aprender un idioma no haya que conocerla, sino que ésta debe ser un elemento más (junto al vocabulario o la cultura) de los contenidos.

    Todos nosotros hablamos nuestra lengua materna, la mayoría desconocemos si estamos usando el subjuntivo o el indicativo cuando elaboramos una frase.

    Simplemente pensamos lo que queremos comunicar y lo intentamos trasmitir con más o menos éxito. Ese es el esquema que debe seguir nuestro curso ideal. Pero, cuidado, el estudio es una parte imprescindible del proceso, pensar que vamos a aprender un idioma sin esfuerzo “como aprendemos el materno” es simplemente falso. A partir de los 8 años, tenemos que estudiar y, sobre todo, practicar, para aprender un idioma.

    Adecuar los contenidos del curso a nuestros intereses.

    Es muy importante que los contenidos del curso se diseñen a propósito para nuestra empresa. Es decir, si, por ejemplo, nuestra pequeña empresa es una inmobiliaria y queremos aprender inglés para abrir el mercado a inversores del norte de Europa, seguramente es más rentable que aprendamos vocabulario específico, expresiones que nos permitan recomendar eficazmente un producto, conocimientos sobre el concepto de la vivienda en el norte de Europa y cualquier otra herramienta que nos permita comunicar con nuestros clientes de forma fiable.

    Adecuar el curso a las características culturales de los que aprenden.

    No tienen el mismo estilo de aprender en Alemania, donde suelen dar preeminencia a los elementos estructurales, que en Inglaterra, poco habituados a estudiar idiomas, o que en España, con un sentido alto del ridículo. Conviene que el curso que elijamos no lo olvide.

    ¿Profesorado nativo?, profesorado preparado.

    Los nativos no son una garantía de nada, por el contrario, asegurarnos de que el profesorado lo componen especialistas formados y con experiencia sí. Es decir, busque aquellos centros de formación que primen la profesionalidad de su plantilla de profesores. No se deje seducir por el lema “profesores nativos”; que uno hable inglés no significa que conozca cómo dosificar los contenidos, cómo presentarlos, cuáles son más rentables, que prevea las dudas que van a surgir y cómo solucionarlas. Es como si ante un problema de mecánica en nuestro automóvil, lo lleváramos a reparar a la casa de nuestro vecino simplemente porque como conduce…

    Hablar bien un idioma lleva tiempo

    Otro error muy extendido es querer aprender un idioma en poco tiempo (“es que me trasladan a Estados Unidos y tengo que saber hablar inglés en tres meses”). Independientemente de las habilidades de cada uno, es necesario dedicar mucho tiempo y dedicación a un idioma, al menos si queremos pasar de la “fase de supervivencia”.

    Sea realista

    Establezca cuál es su nivel meta. No intente ponerse como objetivo “ser bilingüe” ni traducir todas las canciones de la radio ni las series de televisión. Seguramente, a usted le bastaría, por ejemplo, con un nivel que le permitiera entender los pedidos o las ideas principales de una conversación.

    Pida que le especifiquen su nivel de partida y de llegada según el Marco Europeo de las lenguas.

    En resumen, cuando busque un curso de inglés para usted o su empresa sepa que le va a llevar tiempo, asegúrese de que los contenidos y materiales están diseñados para sus intereses, busque profesionales de la enseñanza, reproduzca situaciones en las que necesite comunicarse y, sobre todo, convénzase de que es bueno para usted y pregúntese si realmente quiere aprenderlo.

    Jorge Jiménez Ramírez, profesor de la Universidad Europea de Madrid y colaborador de centros de educación superior como Middlebury College




    Si lo desea puede escribir un mail
    Indique la persona a la que desea hacer la pregunta y realice cuantas preguntas, sugerencias o comentarios desee.
    Recibirá su contestación lo antes posible.
    Muchas gracias.

    ​​