¿Qué puede hacer mi asesor fiscal por mí?
 

 Artículos y recursos empresariales

 
  • jul
    05
    20
    11

    ¿Qué puede hacer mi asesor fiscal por mí?

    System Account
    04:06 AM
     

    Financiación

    ¿Qué puede hacer mi asesor fiscal por mí?

    Realizar un trabajo es fácil cuando uno es un profesional, lo difícil de ser responsable de una empresa es que hay que ser un "profesional" en muchos campos distintos. Uno de ellos tiene que ver con la vertiente financiera de la empresa y más concretamente con lo fiscal.
     
    Fernando Rivero.Tatum, consultoría comercial y de marketing www.tatum.es
     
    Los más atrevidos se aventuran a realizar sus propias declaraciones fiscales sin la ayuda de nadie, bien por que trabajan en temas relacionados, o bien por que su cultura fiscal se lo permite. Pero hay otros cuántos que necesitamos la ayuda de un profesional, asesor fiscal, para que sea éste quien nos facilite este proceso.
     
    En cualquier caso, lo mejor es recurrir a un asesor que nos pueda aconsejar sobre el sistema que más nos interesa. Cada empresa tiene unas peculiaridades concretas y en cada actividad intervienen factores y variables diversos a la hora de cumplir las obligaciones con Hacienda.
     
    Un asesor fiscal, por ejemplo, nos puede ofrecer ayuda y consejos relacionados con:
    •Impuesto sobre el Valor Añadido.
    •Declaraciones periódicas y anuales.
    •Aplicaciones contables.
    •Impuesto sobre Actividades Económicas.
    •Altas, bajas y variaciones.
    •Cálculo de cuotas.
    •Impuesto sobre Sociedades.
    •Declaración anual.
    •Pago fraccionado.
    •Inspección de Hacienda.
    •Comparecencia en representación del Contribuyente en toda clase de Inspecciones.

    Consultas a realizar

    Una de las ventajas de disponer de un asesor fiscal es la posibilidad de realizar consultas que nos sean de interés, por ejemplo en temas tales como:
    El ámbito de aplicación del régimen especial del Impuesto sobre Sociedades y los incentivos fiscales allí establecidos.
     
    Los incentivos fiscales para aquellas actuaciones que tengan como objetivo mejorar el acceso y presencia en Internet, así como el desarrollo del comercio electrónico o la mejora, en general, de los procesos de la empresa mediante la incorporación de tecnologías de la información y de las comunicaciones.
     
    El fomento de la formación del personal en el uso de nuevas tecnologías, así como las inversiones en innovación tecnológica de las empresas. En la misma línea de apoyo a las nuevas empresas, emprendedoras e innovadoras, hay que incluir las mejoras en el régimen de capital-riesgo, como fórmula para la financiación de iniciativas.
     
    El apoyo a las actividades de investigación científica, desarrollo e innovación tecnológica realizadas por nuestra empresa (que se verá reflejado en las ventajas relativas a las deducciones del IVA correspondiente).

    Ejemplos de recomendaciones que nos puede proporcionar un asesor

    Un asesor fiscal puede orientarnos en diferentes aspectos sobre distintas materias. A continuación incluimos algunos de los apartados más significativos en los que el asesor nos puede brindar su apoyo en los siguientes temas.

    Amortizaciones

    Las amortizaciones consisten básicamente en un ahorro que se supone que el empresario realiza todos los años para compensar el desgaste que algunos bienes sufren por el paso del tiempo. Como tales, pueden deducirse del resultado contable y fiscal.
     
    Sin embargo, no todos los bienes son amortizables. Sólo lo son los bienes del activo inmovilizado, es decir, aquellos bienes adquiridos a cambio de un precio y que serán utilizados durante un periodo medio o largo de tiempo. En cambio el activo circulante, así como el dinero o los bienes adquiridos para ser convertidos en dinero a corto plazo, no son amortizables.
    El activo inmovilizado puede ser material (como la maquinaria, o los edificios) o inmaterial (como el fondo de comercio), o los derechos de la sociedad).
     
    Por ejemplo, imaginemos que en nuestra empresa tenemos tres máquinas, compradas cada una por 1.200 €. Si las tablas dan un porcentaje máximo de amortización del 10% anual, y un plazo de amortización de 20 años, podremos amortizar un máximo de 120 € anuales por máquina.

    Deducciones

    Algunas de las inversiones que se realizan en la empresa, como puede ser mejorar la formación de los empleados o aplicar las normas medioambientales, tienen unas deducciones que podemos realizar por:
    Gastos de Formación Profesional. La deducción es del 5%. La deducción es aplicable a los gastos incurridos en los cursos o formación de los empleados.
    Protección del medio ambiente. La deducción máxima es del 35% de la inversión. Se aplica a las inversiones en activos materiales que eviten o reduzcan la contaminación o recuperen residuos industriales.
    Investigación científica y tecnológica. La deducción es del 30% para los gastos en I+D (aunque puede aumentarse si los gastos exceden la media de los dos años anteriores) y del 10% o 15% para Innovación Tecnológica (IT).
    Las ventajas fiscales aplicables a la empresa son, como hemos visto, muy importantes. El contar con un buen asesor fiscal que nos oriente sobre cuáles son más convenientes en cada caso hará que optimicemos nuestra gestión.
     

    Tatum, consultoría comercial y de marketing

    Si lo desea puede escribir un mail indicando el artículo y el autor al que va dirigido y realizar cuantas preguntas, sugerencias o comentarios desee.
    Recibirá su contestación lo antes posible.
    Muchas gracias.
     
     

    Diccionario de términos financieros

    Consulte los términos más relevantes de esta guía [+++]