Registros en el centro de trabajo
 

 Artículos y recursos empresariales

 
  • ago
    01
    20
    11

    Registros en el centro de trabajo

    System Account
    03:57 AM

    Registros en el centro de trabajo

    Glosario jurídico-laboral

    Son muchas las empresas que hoy en día realizan registros a sus empleados a la entrada o salida del centro de trabajo con el fin de salvaguardar su propiedad. ¿Son legales?
    Autor: José Luis Roales Nieto, presidente de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas, entidad colaboradora de Quantor
     
    Estos registros son legales siempre y cuando “sean necesarios para la protección del patrimonio empresarial y del de los demás trabajadores de la empresa”.
     
    Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta norma debe aplicarse de forma restrictiva, permitiéndose tan sólo estos registros en el caso de que se haya producido un perjuicio efectivo en el patrimonio, por lo que deben excluirse, con carácter general, los controles preventivos y obligatorios para todos los trabajadores, salvo en casos en los que por razones excepcionales (tales como las dificultades del control de stocks, el tratamiento de materias peligrosas o tóxicas, la entrada y salida continua de personas del centro de trabajo) sea necesario realizar registros de carácter preventivo.
     
    Pero es importante que sepamos cuáles son los bienes que se consideran propios de los trabajadores y cuáles no, y así:
     
    - Las taquillas que el empresario habilita para que guarde en ellas sus elementos personales son privadas, puesto que desde el momento en el que se ceden para este fin al trabajador y aunque éstas no tengan llave o candado, pasan a estar protegidas por el derecho a la intimidad.
    - También se consideran efectos personales del trabajador las bolsas que pueda traer consigo, su bolso de mano o su vehículo.
    - La mesa de trabajo se ha equiparado a los efectos personales del trabajador y también los archivos contenidos en el ordenador.
    Aunque el trabajador no puede oponerse al derecho de la empresa a realizar registros (siempre que los mismos se realicen con respeto a la dignidad e intimidad), dichos registros no pueden realizarse contra la voluntad del trabajador, es decir, valiéndose de la fuerza física para forzar los lugares, los efectos personales objeto de registro ni, por supuesto, la misma persona del trabajador, sino que el empresario podrá sancionar al trabajador por su negativa al registro.
     
    Para garantizar el derecho a la intimidad y dignidad del trabajador al realizarse los registros la empresa debe:
    a) Ante el registro de taquillas o efectos personales resulta indispensable la presencia del trabajador interesado.
    b) En los casos en los que se trate de registros sobre la persona del trabajador, cabe considerar contraria a la intimidad y dignidad del trabajador el despojo total o parcial de las ropas que impliquen exhibición de alguna parte del cuerpo que habitualmente se oculta.
     
    Para que puedan realizarse los registros, en el momento de su realización debe estar presente un representante legal de los trabajadores o, en su ausencia del centro de trabajo, de otro trabajador de la empresa.
     
    Ejemplo 1: En la empresa Borttensis S.A. se produjo un robo de 30 teléfonos móviles que se sospechaba se encontraban ocultos aún dentro de la empresa. Por este motivo la empresa decidió realizar registros en las taquillas de todos sus trabajadores y para ello llamó a los representantes de los trabajadores, pero algunos de los empleados se opusieron alegando que se estaban vulnerando derechos fundamentales.
    El registro realizado sería en principio legal, puesto que se realiza frente a un robo que atenta contra el patrimonio empresarial y con el único objeto de proteger el mismo, garantizando los derechos fundamentales de los trabajadores al producirse en presencia de los representantes de los trabajadores.
     
    Ejemplo 2: La empresa Merialis S.L. que se dedica a la prestación de servicios de consultoría decide realizar un registro aleatorio de las cajoneras de las mesas de los trabajadores porque “no se fía” de que estos se queden con el material de oficina.
    Este registro no estaría en principio autorizado, puesto que la empresa no puede realizar registros a la propiedad privada del trabajador de forma sorpresiva sin que exista un motivo para ello y sin la presencia de los representantes legales de los trabajadores.
     
     
     

    José Luis Roales Nieto, colaborador de Quantor

    José Luis Roales Nieto
    Si lo desea puede escribir un mail, indicando el artículo y el autor al que se refiere y realizar cuantas preguntas, sugerencias o comentarios desee.
    Recibirá su contestación lo antes posible.
    Muchas gracias.