Las empresas ven más rentable y amortizable el autoconsumo fotovoltaico que la energía convencional.
 

 Artículos y recursos empresariales

 
  • feb
    21
    20
    13

    Las empresas ven más rentable y amortizable el autoconsumo fotovoltaico que la energía convencional.

    System Account
    09:32 AM

    Las empresas ven más rentable y amortizable el autoconsumo fotovoltaico que la energía convencional.

    Carlos Mateu, de Suelo Solar

    Resumen:

    Las empresas al comparar las tarifas actuales de electricidad y gas de todos los Agentes comercializadores con la amortización de una instalación de autoconsumo fotovoltaico comprueban la superior viabilidad económica de la Energía Solar.


    En España, -desde la liberalización del sector eléctrico- todas las empresas como consumidoras que son de energía tienen la posibilidad de elegir libremente su suministradora de energía eléctrica al precio que acuerden. Además, los consumidores de energía eléctrica con potencia contratada inferior o igual a 10 kW tienen la posibilidad de ser suministrados a un precio regulado (Tarifa de Último Recurso).

    A pesar de esta “pretendida” liberalización, lo cierto es que la estadística muestra que el 85% de las empresas continúan con la empresa distribuidora de siempre sin percatarse del ahorro que supone conocer las ofertas de las más de 200 comercializadoras de energía que existen en el mercado, y especialmente de las comercializadoras que existen actualmente en el mercado con energía 100% verde.

    Para las empresas que consumen muchos kw de energía a diario, es importante poder comparar entre los distintos proveedores de energía que existen actualmente.

    Para que las empresas puedan realmente escoger el suministro que más les convenga, es necesario que puedan buscar y comparar, de manera rápida y sencilla, los precios y servicios asociados a las ofertas de suministro de gas y electricidad, para así seleccionar y contratar la más interesante para sus características.

    También es necesario que puedan conocer que el autoconsumo fotovoltaico supone el Mayor de los ahorros posibles para las empresas.

    Para hacer un cálculo del ahorro que supone para una empresa el autoconsumo fotovoltaico es necesario analizar el tipo de negocio, la superficie de la empresa las condiciones climáticas del emplazamiento, la potencia contratada, el consumo anual, y la radiación con la que cuenta el tejado o la cubierta del establecimiento mercantil.

    Como media del consumo de una empresa podemos tomar la de 100.000 kWh anuales, que en la modalidad de autoconsumo fotovoltaico se cubrirían en el centro de la Península con 75 kW de módulos fotovoltaicos.

    A diferencia del consumo doméstico, en el caso comercial e industrial la modalidad de autoconsumo elegida es menos determinante dado que la mayor coincidencia entre las curvas de generación y consumo permite alcanzar cifras del 80% de consumo instantáneo. Dicho de otra forma: con una instalación fotovoltaica de 60 kW para nuestro ejemplo no tendríamos excedentes que verter a la red y ahorraríamos el 80% de nuestro consumo anual de energía.

    El ahorro que puede alcanzar una empresa que proyecte una instalación de autoconsumo fotovoltaico en su cubierta diseñada para cubrir el 100% de su consumo anual podría llegar a ahorrar en torno al 80% de su factura de electricidad.

    Por ello, y al objeto de hacer tangible a las empresas que el autoconsumo fotovoltaico es mucho más económico y más amortizable que la energía convencional conocida por todos, éstas pueden acceder de forma gratuita a una herramienta informática que compara todos los precios de los comercializadoras con el precio llave en mano del autoconsumo fotovoltaico.

    De este modo la comparativa matemática muestra que es más económico para la empresa el autoconsumo fotovoltaico, que la energía convencional.

    En cuanto a la amortización de una instalación fotovoltaica por parte de una empresa, señalar que asumiendo un moderado incremento de las tarifas eléctricas de un 2% anual –que hace muchos años que superamos holgadamente– estaríamos hablando de un retorno de la inversión, incluyendo costes de mantenimiento, de entre 6 y 8 años para una instalación comercial. Hemos de conocer que este corto periodo de amortización es una duración ideal toda vez que la vida útil de una planta fotovoltaica para autoconsumo, según los diversos fabricantes, alcanza los 40 años.

    En el 100% de las simulaciones comparativas efectuadas en todos los territorios nacionales y susceptibles de albergar una instalación solar, figura el precio del autoconsumo fotovoltaico como el más económico en comparación con el del resto de compañías comercializadoras de energías convencionales y contaminantes.

    Muchas Comunidades Autónomas, como la de Extremadura, Castilla y León, Baleares, Cataluña, etc, están publicando circulares relativas al autoconsumo fotovoltaico con la idea de fomentar éste en el seno de las empresas en busca del ahorro necesario y para así aclarar la tramitación administrativa a seguir para la legalización de las instalaciones de generación de energía eléctrica, en la tecnología solar fotovoltaica.

    Las empresas como consumidores de Electricidad y de Gas, tras la liberalización del mercado eléctrico, pueden de esta forma conocer la actual oferta energética de forma homogénea de todos los agentes comercializadoras que hay, y así poder tomar sus decisiones de gasto y/o inversión con criterios objetivos y racionales.

    De esta forma, y junto a las tradicionales opciones fósiles, que se presentan de forma curiosamente dispar y siempre poco clara por parte de las distintas compañías, las empresas pueden conocer en modo síntesis la misma.

    Aunque suene un poco complejo, la comparativa de tarifas de Luz y Gas entre las diferentes comercializadoras y con el autoconsumo resulta extremadamente simple e intuitiva, lo cual –sinceramente- resulta harto complicado, especialmente en cuanto a la síntesis de la oscura política en los precios de las Comercializadoras de Energías convencionales cuyas ofertas son difíciles de digerir (diferentes precios en diferentes provincias e incluso localidades, servicios de obligada contratación, bonificaciones durante limitados períodos...etc.

     

    Carlos Mateu, de Suelo Solar