Hace 12 años, el 25 de octubre de 2001, se lanzaba el sistema operativo que llegó para marcar un antes y un después en las oficinas. Una nueva interfaz, procesos más rápidos y fáciles accesos a las herramientas permitieron que miles de empresas simplificaran su trabajo diario.

Sin embargo el tiempo pasó. A lo largo de estos años son innumerables los cambios que han sucedido tanto en las comunicaciones, dinámicas de trabajo como en las formas de relacionamiento entre personas. Cambios que hacen que Windows XP diga adiós.

El 8 de abril de 2014 finaliza el soporte a este sistema operativo. Esto significa que la información de tu empresa puede correr riesgos al quedar expuesta a virus y spyware, al mismo tiempo que dejarás de recibir soporte por parte de Microsoft, y tendrás tiempo de inactividad en tus tareas diarias.

Haz que el fin de Windows XP sea un avance y no un riesgo. Hoy el cambio llega a tu oficina.

Da el próximo paso con Windows 8 Pro.

 

Volver al listado de artículos.