Una encuesta global realizada en 32 países constata que el apetito de los empleados por las herramientas sociales va a en aumento

Una encuesta global realizada en 32 países constata que el apetito de los empleados por las herramientas sociales va en aumento, aunque eso signifique gastar su propio dinero y definir una directiva organizativa para usar la tecnología.
Casi la mitad de los empleados afirma que las herramientas sociales en el trabajo ayudan a aumentar la productividad, pero más del 30 por ciento de las empresas infravalora las ventajas de estas herramientas y a menudo restringe su uso, según el nuevo estudio de Microsoft publicado hoy.
La encuesta, realizada para Microsoft Corp. por la firma de investigación Ipsos entre 9.908 trabajadores de la información de 32 países, constata también que el 39 por ciento de los empleados cree que no hay suficiente colaboración en el lugar de trabajo, y el 40 por ciento considera que las herramientas sociales promueven el trabajo en equipo. Y lo que es más sorprendente, el 31 por ciento afirmó que está dispuesto a gastar su propio dinero en la compra de herramientas sociales.
"Los empleados ya traen sus propios dispositivos al trabajo, pero ahora cada vez más están trayendo también sus propios servicios", comenta Charlene Li, fundador y analista de Altimeter Group, una firma que estudia los medios sociales y otras tendencias tecnológicas. "Los empleados esperan trabajar de una forma diferente, con herramientas que consideran más modernas y conectadas, pero que también son el reflejo del modo en que ellos interactúan en su vida personal. La tecnología social en la empresa representa una forma nueva de trabajar, y las organizaciones que adoptan estas herramientas mejoran la colaboración, agilizan las respuestas de los clientes y crean ventajas competitivas".
El estudio también encontró diferencias entre países, sectores y sexos en relación con el grado en que se utilizan las herramientas de productividad, colaboración y comunicación en el lugar de trabajo hoy en día.
Regiones
  • Los empleados de la región de Asia Pacífico son más proclives a atribuir los altos niveles de productividad al mayor uso de las herramientas sociales, seguidos de los empleados de Latinoamérica y Europa. Los empleados de Latinoamérica, sin embargo, son más proclives a asociar las herramientas sociales con un mayor grado de colaboración en el lugar de trabajo, seguidos de los empleados de la región de Asia Pacífico y Europa.
  • Los empleados de Latinoamérica y de la región Asia Pacífico son los que más usan herramientas sociales, y con más frecuencia. Sin embargo, los de Norteamérica y Europa son los que más tardan en adoptar la mayoría de las herramientas sociales.
Sectores
  • Los empleados de los servicios financieros y los organismos públicos son los más propensos a decir que su empresa aplica restricciones en el uso de herramientas sociales, probablemente debido al alto grado de regulación de estos sectores.
  • Asimismo, los profesionales de los servicios financieros (el 74 por ciento) y de los organismos públicos (el 72 por ciento) son los más propensos a decir que estas restricciones se deben a aspectos relacionados con la seguridad, mientras que los que trabajan en el comercio minorista (el 59 por ciento) y en el sector de viajes y hostelería (el 57 por ciento) culpan más a la pérdida de productividad.
Sexo
  • Los hombres tienden más que las mujeres a atribuir un mayor grado de productividad a las herramientas sociales en el entorno profesional.
  • Las mujeres creen más que los hombres que su empresa restringe el uso de herramientas sociales.
  • Hay más hombres que mujeres que piensan que estas restricciones se deben a aspectos relacionados con la seguridad, mientras que las mujeres tienden a echar la culpa a la pérdida de productividad.
"Al igual que el correo electrónico aceleró el ritmo de la empresa en los años 90, la tecnología social en la empresa dará lugar a un aumento de la agilidad y transformación en el lugar de trabajo del siglo XXI", comenta Kurt DelBene, presidente, Microsoft Office Division. "En cuanto a cómo evolucionarán la colaboración y las comunicaciones, creemos que las herramientas que usan las personas hoy en día (correo electrónico, mensajería instantánea, voz, videoconferencias, redes sociales) se aunarán y se integrarán perfectamente en las aplicaciones de formas que acelerarán la colaboración y supondrán una verdadera transformación del modo en que trabajamos".
Microsoft imagina la tecnología social en la empresa como una fibra que conecta todas las herramientas de colaboración de una empresa, y no como un sitio web o una aplicación independiente que deba agregarse al cúmulo de actividades diarias de los empleados. Cuando las empresas empiecen a usar herramientas sociales como Yammer, Microsoft Office 365, Microsoft Lync y Microsoft Dynamics CRM para la colaboración, para compartir y para comunicarse dentro y fuera de sus organizaciones, se beneficiarán de un aumento de la colaboración de los equipos, la implicación de los empleados, la interconexión de la organización y la flexibilidad necesaria para reaccionar ágil y rápidamente ante los cambios y las demandas empresariales. La tecnología social en la empresa, si se implementa correctamente, puede generar un valor empresarial importante al mejorar el modo en que los empleados se conectan, comparten información y trabajan con personas de otros equipos y zonas geográficas, y al permitir atravesar las barreras que obstaculizan las relaciones con los clientes, proveedores y otros agentes clave.
"Las herramientas sociales de empresa como Yammer han ayudado a Red Robin a transformar una extensa base de casi 30.000 clientes distribuidos en 44 estados en una fuerza de trabajo más cohesionada centrada completamente en la satisfacción de los miembros de los equipos y los agentes invitados", comenta Chris Laping, vicepresidente sénior de Business Transformation y director de informática, Red Robin. "Y lo que es aún más importante: nos ayuda a garantizar que conectamos con nuestros empleados (el 87 por ciento de los cuales tiene menos de 30 años) de la forma correcta para su aprendizaje y compromiso con la empresa, ya que desean conectar a través de los medios sociales y la tecnología móvil". Puede encontrar más información sobre el estudio de Microsoft en http://www.microsoft.com/en-us/news/presskits/enterprisesocial. Microsoft también le anima a participar en el debate sobre la empresa social que está teniendo lugar en Twitter. En "The Worldwide Water Cooler" http://www.theworldwidewatercooler.com los participantes pueden responder preguntas y compartir sus ideas a través de Twitter directamente desde el sitio.
Acerca del estudio
Estas son algunas de las conclusiones de un sondeo realizado por Ipsos a empleados de la información (definidos como empleados adultos que trabajan en una empresa con al menos 100 empleados que usan un equipo, portátil, tableta o smartphone para al menos el 75 por ciento de sus tareas) realizado en línea entre el 25 de marzo y el 24 de abril de 2013. Se realizó un total de 9.908 entrevistas en 32 países. Todos los sondeos y encuestas por muestreo pueden estar sujetos a otras fuentes de error, incluidos, entre otros, errores de cobertura y errores de medición.