Comienza la cuenta atrás para el fin del soporte técnico de Windows XP

El 8 de abril de 2014, Microsoft finalizará el soporte técnico de Windows XP, que ya ha cumplido diez años. Esto significa que dejará de recibir actualizaciones de seguridad, revisiones o soporte técnico en línea para los equipos que todavía ejecuten Windows XP SP3 y Office 2003. Las implicaciones de seguridad y privacidad podrían repercutir de forma importante en su negocio. Por este motivo, si utiliza alguno de estos productos, debería ir pensando en tomar medidas pronto.

Posibles implicaciones para el negocio:

Riesgos de seguridad

Sin las actualizaciones de seguridad críticas, su equipo puede ser vulnerable a virus perjudiciales, spyware y otro software malintencionado que puede sustraer o dañar información personal y profesional.

Nadie a quien llamar

Si surgen problemas, lamentablemente, ni usted ni su socio de TI dispondrán de soporte técnico en línea y telefónico, por lo que deberá solucionarlos por su cuenta.

Período de inactividad

El riesgo de que se produzcan errores en el sistema e interrupciones podrían aumentar debido a la finalización del soporte técnico, la falta de software compatible y la antigüedad cada vez mayor del hardware en el que se ejecuta Windows XP.

Menos compatibilidad

Muchos proveedores de software y hardware dejarán de ofrecer productos compatibles con Windows XP, ya que no podrán obtener las actualizaciones de Windows XP y Office 2003 creadas para solucionar los problemas.

Más información

Ver el vídeo

Lo que dice la gente

Las organizaciones que sigan conservando un entorno con Windows XP no solo se expondrán a riesgos de seguridad y retos de soporte técnico, sino que perderán dinero de su presupuesto que se podría destinar a otras inversiones en TI.

Notas del producto de IDC, Mitigating Risk:
Why Sticking with Windows XP Is a Bad Idea" (May 2012)

Ver las notas del producto

Las incesantes novedades en la tecnología de los equipos móviles y la sofisticación de los ataques contra la seguridad de las redes pondrán a prueba el funcionamiento de XP cuando finalice el soporte técnico. Las empresas deben plantearse los costes funcionales y la vulnerabilidad de sus equipos en caso de continuar con el sistema operativo actual.

Allan Tong, Director, Asia Pacífico, Frost & Sullivan

Windows XP ha sido una importante plataforma de la que han dependido consumidores y empresas durante muchos años. Dicho esto, con la finalización de la ampliación de soporte técnico de XP a la vuelta de la esquina, es importante ir haciendo los preparativos necesarios para migrar a versiones más recientes del sistema operativo para asegurarse de que los usuarios siguen confiando en sus sistemas.

Bryan Ma, Vicepresidente adjunto de Client Devices Research, IDC Asia/Pacífico.

La implementación de Windows 8 en dispositivos con procesador Intel durante la migración de Windows XP ofrecerá mayor seguridad, capacidad de administración, rendimiento, duración de batería y coste total de propiedad. La arquitectura Intel ofrece una integración perfecta y total compatibilidad: las compañías pueden disfrutar de aplicaciones, periféricos y controladores compatibles, lo que garantiza una integración fluida de Windows 8 Enterprise al tiempo que se protegen las inversiones en infraestructura de nuestros clientes.

Nadia Steere, Directora de Intel Software & Services Group, Microsoft Marketing Alliance.

Obtener todos los detalles