Ventas: de las oportunidades a los resultados

Sostener e incluso aumentar las ventas en contextos difíciles exige altos grados de sofisticación. La cadena que comienza en la visualización de una oportunidad y termina en una venta real, tiene un sinnúmero de circunstancias que pueden facilitar u obstaculizar el logro de los resultados esperados. El historial de compras y necesidades, particularidades del proceso de adquisiciones del cliente, comportamiento respecto a pagos y capacidad crediticia, preferencias personales de los interlocutores, registro de comunicaciones mantenidas y anuncios (campañas) enviadas a las cuentas, son algunos de los factores que pueden incidir en una operación.
Por estos motivos, y para llevar adelante la tarea comercial de manera eficaz, es necesario disponer de herramientas adecuadas, precisas y que permitan, a un simple vistazo, contar con un buen panorama sobre la oportunidad que se presenta. Microsoft Dynamics CRM se destaca, en primera instancia, por contar con una interfaz intuitiva, tema sensible para cualquier vendedor que precisa optimizar sus tiempos y contar con la información clave al alcance de sus manos y de manera rápida. De este modo puede dedicar más tiempo a vender y menos en la realización de tareas administrativas, aprovechando las funcionalidades de las aplicaciones de Microsoft Office que ya conoce, y así actuar de manera adecuada.
La cadena en la que deben intervenir las distintas personas que integran un equipo de trabajo, también se ven facilitados por los flujos de procesos y así las consultas de stock, listas de precios y los procesos de aprobaciones, entre otros, se ven procesados en mucho menos tiempo.
Microsoft Dynamics CRM cuenta con herramientas orgánicas y personalizables de acuerdo a las necesidades específicas de cada empresa y de cada vendedor en particular, y permiten realizar seguimientos en detalle, interactuar tanto con el cliente potencial como con los demás actores decisorios en cada operación; las comunicaciones se ven agilizadas a través de Outlook, cuya interfaz permite integrar el correo electrónico, citas, tareas, contactos e información del cliente de manera centralizada y asociada al proceso de venta.
El vendedor suele tener un sexto sentido: la intuición; pero también tiene la habilidad de colectar información no estructurada que sirve para un mejor conocimiento del cliente. Esto, combinado con herramientas de gestión más ágiles y fáciles de usar, procesos administrativos automatizados, acceso a la documentación e información corporativa sensible, le permite contar con una visión global de situación a simple vista, identificando y conduciendo las oportunidades y guiado por diálogos eficaces, lo que aumenta la tasa de conversión, transformando oportunidades en ventas reales.
Adicionalmente Microsoft Dynamics CRM, alineado con las mejores prácticas en la actualidad, cuenta con la tecnología necesaria para que la fuerza de ventas continúe su trabajo en la calle tal como si estuviera en su escritorio, con la misma garantía de seguridad y privacidad, en forma sinérgica con las herramientas de comunicaciones, colaboración y acceso a las aplicaciones y documentación corporativa necesaria para la actividad.
Más información: http://crm.dynamics.com
Microsoft Dynamics CRM en el Marketplace: http://www.microsoft.com/dynamics/marketplace