1. Compruebe que el micrófono no esté silenciado.

2. Si hay algún ruido de fondo, vaya a una zona más tranquila.

3. Compruebe si el problema tiene que ver con un número de teléfono determinado en las llamadas entrantes o salientes.

4. Conecte unos auriculares con cable compatible que tenga micrófono. Si los auriculares funcionan, quítelos para continuar con la solución de problemas de los micrófonos internos.

5. Reinicie el teléfono y pruebe el micrófono y los altavoces del teléfono con cualquier aplicación gratuita de grabadora de la Tienda Nokia. Grabe un clip de audio y reproduzca la grabación. Si puede oír la grabación, el micrófono funciona correctamente.

6. Si persiste el problema, localice los micrófonos del teléfono y compruebe que las aberturas no están bloqueadas. Para encontrar las aberturas del micrófono, consulte la guía del usuario del teléfono o busque en línea para encontrar el capítulo siguiente: Explore las teclas y piezas de su teléfono.