El Espacio Microsoft se convierte en el punto de encuentro tecnológico de Madrid
24. Enero 2014, 14:16
Después de seis intensas semanas, el Espacio Microsoft ha conseguido su objetivo: descubrir la importancia que tiene la tecnología en la vida diaria de las personas. 

Era un rincón deshabitado, un local vacío y sin alma en el centro de Madrid que esperaba ser ocupado. Eran dos pisos sin decoración ni ambiente. Un día se presentó la oportunidad y la tecnología se puso a trabajar. La idea era crear un punto de encuentro, un cruce de caminos entre personas y experiencias, conectar historias y, sobre todo, compartir y participar. Así nació el Espacio Microsoft, situado desde el 26 de noviembre hasta el 5 de enero, en la calle Fuencarral 140 de Madrid.

News Center

Las paredes se llenaron de color, los ordenadores, tabletas, Surface y teléfonos se pusieron a punto, Windows 8 inundaba las pantallas táctiles y las Xbox One pusieron un toque de color verde al lugar. A las 17:00 del 26 de noviembre, se dio el pistoletazo de salida y Marina Boter, directora de Marketing de Microsoft Ibérica, presentó el Espacio Microsoft como "un lugar mágico para desarrollar, crear, aprender y jugar".

Tras la inauguración, en la que los DJ pinchaban con Surface e interactuaban con la videopresentación gracias a Kinect, se han sucedido 100 eventos. Entre los que han destacado conferencias sobre emprendimiento, tendencias, tecnología, talleres y conciertos. Sin olvidar, por supuesto, los torneos de Xbox One, sesiones de música inolvidables y actividades infantiles; además de la zona de co-working donde los emprendedores y visitantes han podido experimentar una nueva manera de trabajar gracias a la tecnología de Microsoft que ha conseguido que día a día fueran más productivos.

La tecnología, eje central del Espacio Microsoft

El Espacio Microsoft ha sido un lugar para descubrir. ¿Pero descubrir el qué? La respuesta es fácil: la importancia que tiene la tecnología en la vida diaria de las personas. 


News Center

El inicio de esta experiencia comenzaba en la planta baja: la zona demo. Compuesta por un luminoso y largo pasillo que encarrilaba los pies del visitante desde que cruzaba la puerta hasta el final. Característico por el muestrario de dispositivos tecnológicos que se habían colocado, uno detrás de otro, con la finalidad de que el visitante, si tenía interés, pudiera experimentar en su propia piel cómo es y qué significa navegar con una Surface, lo cómodo que resulta trabajar e interactuar con Windows 8 en ordenadores HP, Toshiba o Acer e, incluso, la calidad con la que el Windows Phone Nokia Lumia hace las fotografías.

News Center

Una vez terminado el recorrido, el visitante podía circular libremente por la zona en la que Xbox One ganaba presencia entre los aficionados. A la izquierda de la zona demo, los visitantes podían probar el potente centro de juegos y entretenimiento integrado para el salón y sus juegos exclusivos. O disfrutar a los mandos de los coches más admirados en una pantalla de 84” de LG y un asiento de competición, con “Forza Motorsport 5”, que hacían del espacio un lugar confortable, para disfrutar de partidas con amigos y de intensos torneos por donde han pasado más de 7.000 jugadores.

News Center

Entre demo y demo, torneo y torneo, el aventurero de experiencias tecnológicas o el curioso por naturaleza, han podido disfrutar de un café Dolce Gusto completamente gratis, asomarse a la terraza chillout a compartir una cerveza con limón Radler de Amstel, y donar una cantidad voluntaria a Juegaterapia, organización que se dedica a mejorar la calidad de vida de los niños hospitalizados durante largas etapas. De fondo, la música de Los 40 Principales salía de una mesa de DJ táctil que integraba Windows 8. Con ella interactuaban los locutores Félix Castillo y Óscar Martínez, haciendo bailar y curiosear a más de un visitante.

 Comentar, contactar y compartir

Unas tímidas escaleras subían al piso de arriba. Y aunque el visitante terminaba siendo deslumbrado por los focos, conseguía alcanzar el segundo piso sin apenas esfuerzo. Como si de un Robinson Crusoe se tratara, desde allí era posible observar el horizonte y rotar la vista 180 grados. Un escenario al frente, una pantalla enorme rodeada de cojines ordenados delicadamente por el suelo a la derecha y allá, al fondo, una hilera de mesas provistas de pantallas y Surface Pro 2 para trabajar.

News Center

Utopic_US estableció en el Espacio Microsoft su lugar de coworking. Un total de 36 coworkers, 10 de manera fija, han estado disfrutando de la experiencia Surface, Windows 8 y Office 365 mientras trabajaban. Han compartido ideas, instaurado en el Espacio la sede de su empresa, proyecto o startup y han contado con un entorno dinámico y provisto de todas las facilidades tecnológicas posibles para trabajar. Entre los beneficios que han obtenido los coworkers durante su estancia en el Espacio Microsoft destacan la versatilidad, productividad, la precisión de las herramientas, la sincronización de sistemas y dispositivos, la capacidad para trabajar desde cualquier lugar y sinergia de las herramientas con la nube de Office 365 y SkyDrive.

A su derecha, en la zona infantil, se han ido desarrollando con los días un total de 20 talleres de robótica e innovación. Además de 12 actividades Disney entre las que se destacaron la proyección de películas los sábados por la tarde. Todo ello ha permitido a los más pequeños no perder la sonrisa ni un solo instante y a quienes hemos regalado más de 8.000 globos de colores. Era entonces cuando el Espacio Microsoft se volvía a llenar de magia.

 

Sobre el escenario ha habido 4 conciertos. Los domingos, a la hora del aperitivo, música en directo, en acústico y sin coste alguno para el visitante. Escuchar a Autumn Comets, Juan Zelada, BravoFisher o Neuman ha supuesto para el Espacio Microsoft convertirse en el punto de encuentro para amantes de la cultura itinerante del centro de Madrid.

Conferencias que conectan

News Center

En este escenario también ha habido conferencias y debates sobre tecnología, emprendimiento, tendencias e innovación: las Microsoft Talk. Escuchar cómo innova el arquitecto Ximo Lizana, contar con la presencia del cocinero Julius Benet de Canal Cocina, conocer de cerca el mundo de los videogamers profesionales con Oscar Rodríguez -más conocido como Ocelote-, aprender a emprender con Alfonso Alcántara (Yoriento) o debatir con Mauro Fuentes y Pasqale Caprile sobre fotografía digital y analógica.

 

También se ha podido repensar de dónde vienen las ideas con el presidente del Club de Creativos Carlos Holemans, coincidir con la perspectiva de Pedro Clavería o Marta Nicolás sobre la tendencia influencer en el mundo digital, sorprenderse con la experiencia digital del turolense Carlos Lop, el empresario que más utensilios vende en Internet a nivel mundial; observar cómo se puede imprimir comida en 3D con el chef Paco Morales, experimentar cómo las marcas aplican el concepto "social media" con Annita Ruiz y Charlie Woisselin (El Ganso), y ser solidario con el Futboling de Nacho Escobar. Todo gracias a la tecnología.

En total, ha habido 18 conferencias, presentadas y dirigidas por Isabel Ávila y Lucía Pardavila. Miles de y curiosos visitantes se apuntaron a las charlas interactivas que se transmitían a través de streaming, y más de 25.000 personas que acudieron al Espacio Microsoft para conversar, conocer, compartir y disfrutar.

Además de las conferencias, los talleres también han tenido su protagonismo. Como el de Rai Robledo sobre el posado fotográfico, otro para conocer cómo ser más productivo gracias a Windows 8 o, incluso, el de Furoshiki, donde se ha enseñado a regalar y envolver regalos. Un arte japonés extrapolado a la cultura occidental que ha dejado a más de uno con la boca abierta. Algunos dicen que es una filosofía de vida poner en práctica esta técnica que utilizan las clases más altas del país nipón desde el siglo VIII.  

 

Después de seis intensas semanas, el Espacio Microsoft ha conseguido su objetivo: descubrir la importancia que tiene la tecnología en la vida diaria de las personas. Ahora, el viandante que ha entrado alguna vez en el rincón de Microsoft, cuando pase por la calle Fuencarral 140 de Madrid, girará la cabeza y sonreirá. Consiguió convertirse en un punto de encuentro, un cruce de caminos entre personas y experiencias. Un lugar de referencia para compartir.

Ver más: