Buscar en seguridad de Microsoft
Buscar en Microsoft.com

Protección infantil

Enseñe a su familia a usar Internet de un modo más seguro con estas pautas.Descubra las configuraciones de seguridad infantil que ofrecen los productos Microsoft.

Enseñe a los niños los fundamentos de la seguridad en línea

Enseñe a los niños los fundamentos de la seguridad en línea

Si es padre, puede ayudar a que sus hijos usen Internet de un modo seguro con algunas reglas básicas.A continuación, ofrecemos algunas lecciones básicas para que los padres enseñen a sus hijos.

  • Aliente a sus hijos a no revelar sus contraseñas

    Los niños crean nombres de usuario y contraseñas para el colegio, sitios web de juegos, redes sociales, para publicar fotos, entre otras opciones.

    Según un estudio realizado por Teen Angels de Wired Safety.org, el 75 % de los jóvenes de entre ocho y nueve años revelan sus contraseñas a otros y el 66 % de las niñas de entre siete y 12 años admitió haber revelado su contraseña a alguna persona.

    La primera regla para la seguridad en Internet es: mantener las contraseñas en secreto.Aliente a sus hijos a tratar sus contraseñas con el mismo cuidado que a la información que estas protegen.

    A continuación, ofrecemos algunas reglas que sus hijos deben conocer y respetar.

    • No se debe revelar las contraseñas a nadie. Se deben ocultar las contraseñas, incluso a los amigos.

    • Se deben proteger las contraseñas almacenadas. Se debe tener cuidado con el lugar donde se guardan o escriben las contraseñas.No se deben almacenar las contraseñas en la mochila o cartera.No se deben dejar copias de las contraseñas en lugares donde no se dejaría la información que protegen dichas contraseñas.No se deben almacenar las contraseñas en un archivo en el equipo.Allí es donde buscan primero los delincuentes.

    • Nunca se debe revelar la contraseña por medio de un correo electrónico o en respuesta a una solicitud por este medio. Cualquier mensaje de correo electrónico que solicite la contraseña o pida que se visite un sitio web para verificar la contraseña puede tratarse de un tipo de fraude denominado estafa de suplantación de identidad (phishing).

      Esto incluye las solicitudes procedentes de sitios web de confianza que se visitan con frecuencia.Los estafadores suelen crear correos electrónicos falsos con logotipos y terminología de los sitios legítimos. Obtenga más información sobre la estafa de suplantación de identidades (phishing).

    • No escriba contraseñas en equipos que no controla. Solo utilice equipos públicos ubicados en colegios, bibliotecas, cibercafés o laboratorios informáticos para navegar anónimamente por Internet.

      No utilice estos equipos para tener acceso a cuentas que exijan un nombre de usuario y contraseña.Los delincuentes pueden comprar programas que registran las pulsaciones del teclado por muy poco dinero y tardan solo unos minutos en instalarse.Estos programas permiten que usuarios malintencionados registren la información escrita en un equipo a través de Internet.Para obtener más información, consulte Cinco pasos a seguir cuando se usa un equipo público.

  • Ayude a sus hijos a usar las redes sociales de un modo seguro

    Sus hijos pueden usar sitios web de redes sociales especialmente diseñados para ellos, como, por ejemplo, Webkinz o Club Penguin, o bien sitios para adultos, como Windows Live Spaces, YouTube, MySpace, Flickr, Twitter, Facebook y otros.

    Los niños usan las redes sociales para conectarse con otros que viven al otro lado del mundo y con sus compañeros, que ven en el colegio todos los días.

    Los niños deben entender que cualquier persona con acceso a Internet puede tener acceso también a las redes sociales que utilizan.Como resultado, parte de la información que publican puede exponerlos a sufrir estafas de suplantación de identidad (phishing), ciberacoso y ataques de predadores de Internet.A continuación, ofrecemos distintas formas para ayudar a sus hijos a usar las redes sociales de modo seguro.

    • Dialogue con sus hijos acerca de sus experiencias. Anime a sus hijos a que acudan a usted si algo en Internet los hace sentir nerviosos, incómodos o amenazados.Mantenga la calma y recuerde a sus hijos que hicieron bien en informárselo.Hágales saber que les ayudará a resolver la situación de forma positiva.

    • Establezca reglas para el uso de Internet. Tan pronto como sus hijos comiencen a usar Internet por su cuenta, establezca reglas de uso.Estas reglas deben determinar si sus hijos pueden visitar sitios web de redes sociales y, de ser así, de qué modo.Para obtener más información acerca de cómo establecer reglas, consulte Uso de contratos familiares para proteger a los niños cuando están en línea.

    • Asegúrese de que sus hijos respetan los límites indicados para cada edad. La edad mínima recomendada para inscribirse en los sitios de redes sociales suele ser 13 años.Si sus hijos no alcanzan la edad mínima recomendada, no permita que visiten estos sitios.No suponga que las restricciones de edad de estos sitios evitarán que sus hijos se inscriban en ellos.

    • Infórmese. Evalúe los sitios que sus hijos planean visitar y asegúrese de que tanto usted como sus hijos comprendan las políticas de privacidad y el código de conducta de cada sitio.Averigüe si el sitio controla el contenido que se publica en él.Asimismo, revise la página de sus hijos de forma periódica.

    • Enseñe a sus hijos que nunca deben encontrarse con personas que solo conozcan por Internet. Es realmente peligroso que un niño se encuentre con personas que solo conoce por Internet.No es suficiente decirles solamente que no deben hablar con los extraños, porque posiblemente a su hijo le parezca que la persona que conoció en Internet no es un extraño.Para obtener más consejos sobre cómo proteger a sus hijos en Internet, consulte Depredadores en línea: qué hacer para minimizar el riesgo.

    • Aliente a sus hijos a comunicarse con personas que ya conocen. Puede ayudar a proteger a sus hijos alentándolos a usar estos sitios para comunicarse con sus amigos, pero no con personas que solo conocen por Internet.

    • Asegúrese de que su hijo no use su nombre completo. Enseñe a su hijo a usar solo su nombre de pila o alias, pero nunca un alias que pueda captar una atención inapropiada.Asimismo, no permita que sus hijos publiquen los nombres completos de sus amigos.

    • Asegúrese de que no haya información de identificación personal en el perfil de su hijo. Muchos sitios web permiten que los niños se unan a grupos públicos que incluyen a todos los alumnos de un colegio determinado.

      Tenga cuidado de que su hijo no revele información que pueda servir para identificarlos, como, por ejemplo, la mascota del colegio, su lugar de trabajo o el nombre de la ciudad donde vive.El exceso de información puede dejar a sus hijos expuestos al ciberacoso, a los depredadores en línea, al fraude en Internet o a los robos de identidad.Para obtener más información, consulte Reconozca las estafas de suplantación de identidad (phishing) y los correos electrónicos falsos.

    • Considere la posibilidad de visitar sitios que no sean demasiado públicos. Algunos sitios web permiten la protección de su sitio con contraseña o el uso de otros métodos para permitir que tengan acceso al sitio solo las personas que su hijo ya conoce.En Windows Live Spaces, por ejemplo, se pueden asignar permisos para mostrar el sitio solo a quien uno desee, incluyendo a todos los que están en Internet o únicamente a las personas elegidas.

    • Tenga cuidado con los detalles que aparecen en las fotografías. Explique a sus hijos que las fotografías pueden revelar mucha información personal.Indíqueles a sus hijos que no publiquen fotografías propias ni de sus amigos que contengan detalles claramente identificables, como nombres de calles, matrículas de vehículos o prendas que lleven el nombre de su colegio.

    • Advierta a sus hijos sobre los riesgos de expresar sus sentimientos a los desconocidos. Probablemente, ya les haya aconsejado a sus hijos no comunicarse en línea directamente con extraños.Sin embargo, los niños suelen utilizar las redes sociales para escribir diarios y poemas en los que suelen expresar sus más profundas emociones.

      Explíqueles a sus hijos que cualquier usuario de Internet puede leer ese material y que los predadores suelen buscar niños emocionalmente vulnerables.

    • Hábleles a sus hijos acerca del ciberacoso. Tan pronto como sus hijos tengan edad suficiente para comenzar a usar redes sociales, hábleles acerca del ciberacoso. Hágales saber que, si creen ser víctimas de ciberacoso, deben acudir inmediatamente a sus padres, a su profesor o a otro adulto de confianza.Es también importante alentar a sus hijos a que se comuniquen con otros en línea del mismo modo que lo harían personalmente.Indíqueles que deben tratar a los demás como a ellos les gustaría que les tratasen.

    • Eliminación de la página de su hijo. Si sus hijos no respetan las reglas que estableció para ayudarles a proteger su seguridad y no modifican su comportamiento tras hablar con ellos al respecto, puede ponerse en contacto con el sitio que administra el sitio web social en cuestión y solicitar que eliminen su página.Asimismo, puede que resulte aconsejable informarse sobre herramientas de filtrado de contenido de Internet (por ejemplo, Windows Live Family Safety) a modo de complemento de la supervisión de los padres, pero no como sustituto de la misma.

      ¿Desea obtener más información acerca de cómo ayudar a proteger a sus hijos en Internet?Consulte Proteja a sus hijos en línea: 4 pasos que puede realizar.

  • Si sus hijos escriben o visitan blogs, asegúrese de que no revelen demasiada información

    Escribir o visitar blogs, también denominados registros web o diarios personales en línea, se ha difundido desmesuradamente, especialmente entre los adolescentes que a veces tienen blogs sin que sus padres o tutores lo sepan.

    Las redes sociales le han ganado terreno a los blogs como pasatiempo en línea número uno entre los adolescentes. Sin embargo, muchos niños escriben o participan en blogs en su sitio web de red social.Estudios recientes demuestran que los adolescentes escriben casi la mitad de los blogs actuales y dos de cada tres revelan su edad, tres de cada cinco su ubicación e información de contacto, y uno de cada cinco su nombre completo.Compartir información personal específica puede resultar muy arriesgado.

    Aunque mantener un blog ofrece ciertos beneficios, como, por ejemplo, mejorar la escritura y la comunicación, es importante educar a los hijos acerca de Internet y de los blogs antes de empezar a usarlos, del mismo modo que uno toma clases de conducción antes de conducir un vehículo.Algunas sugerencias para comenzar:

    • Establezca reglas en casa para el uso de Internet y compruebe que sus hijos las cumplan.

    • Controle lo que sus hijos planean publicar antes de que lo hagan. Lo que puede parecer información inofensiva, como, por ejemplo, la mascota del colegio o una foto de la ciudad donde se vive, podría usarse en conjunto para identificar el colegio al que asiste el autor.

    • Pregúntese (y pídales a sus hijos que hagan lo mismo) si no le importa mostrar todo el contenido del blog a un extraño. Si existe alguna duda, pídales que retiren el contenido.

    • Evalúe el servicio del blog y averigüe si este permite el uso de blogs privados y protegidos con contraseña.

    • Guarde la dirección web del blog de su hijo y revíselo con regularidad.

    • Visite otros blogs en busca de ejemplos positivos que sus hijos puedan imitar.

  • Esté atento al fraude en línea

    Según la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, el 31 % de las víctimas de robo de identidad son jóvenes.Los adolescentes son víctimas potenciales, porque suelen tener una buena calificación de crédito y un bajo nivel de deudas. Además, suelen tener menos experiencia que los adultos en proteger la información personal.

    Algunos datos que deben conocer sus hijos para ser consumidores inteligentes y evitar el fraude en línea

    • Nunca se debe revelar información personal. Nunca se debe revelar información personal, como, por ejemplo, el nombre completo o la ciudad en donde se vive en un mensaje instantáneo (MI) o en una sala de chat, a menos que uno esté seguro de la identidad de la persona con quien está chateando.

    • Cierre su sesión en equipos públicos. Si utiliza un equipo en una biblioteca o cibercafé, cierre por completo su sesión antes de abandonar el lugar.Uno nunca sabe qué programas pueden tener instalados estos equipos o para qué sirven y bien podrían tener programas registradores de pulsaciones en el teclado.

    • Cree contraseñas seguras y manténgalas en secreto. Para obtener más información, consulte el punto 1 que aparece con anterioridad.

    • Use únicamente sitios seguros. Si sus hijos realizan compras en Internet, deben asegurarse de que la URL en la que introducen la información financiera comienza con https:// y de que muestra un candado amarillo en la esquina inferior derecha o bien una barra de direcciones de color verde.Pueden hacer clic en el icono o en la barra de direcciones para verificar los certificados de seguridad del sitio.

    • Identifique las actividades fraudulentas y denúncielas. Enseñe a sus hijos a reconocer los signos de advertencia del fraude de identidad: ofertas de tarjetas de crédito previamente aprobadas, llamadas de agencias de cobro de deudas o estados financieros sospechosos.Si su hijo sospecha que ha sido víctima de fraude de identidad, tome inmediatamente las medidas oportunas para mitigar el daño.Póngase en contacto con la empresa emisora de tarjetas de crédito, su banco, las tres agencias de crédito de Estados Unidos y la policía.Cierre todas las cuentas fraudulentas e indique a sus hijos que modifiquen las contraseñas de todas sus cuentas de Internet.Guarde registros de toda acción que haya realizado.