Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.

Su empresa requiere una infraestructura de TI flexible que pueda escalar a petición. Con una private cloud en el centro de datos, puede ser más ágil y administrar los recursos de forma más eficaz. Cuando amplía su centro de datos para confluir en public cloud, está trabajando en un modelo de nube híbrida . Una nube híbrida le aporta lo mejor de ambos mundos, de modo que puede sacar partido de los recursos externos cuando ello tiene sentido para su negocio. Microsoft nube híbrida combina Microsoft Azure, Windows Server y Microsoft System Center, lo que le proporciona la tecnología de tipo empresarial de Microsoft tanto en su propio centro de datos como en nuestros centros de datos globales.

Al extenderse en la nube, debe expandir sus opciones sin agregar complejidad. Una nube híbrida de Microsoft le permite mover fácilmente las cargas de trabajo de su centro de datos a Microsoft Azure o a un centro de datos de un proveedor de servicios de hospedaje, al tiempo que mantiene una completa vista de la infraestructura. Puede crear aplicaciones híbridas que aprovechen tanto los recursos en la nube como locales. Y puede sacar partido de las opciones de recuperación, copia de seguridad y almacenamiento con una mayor eficiencia y una reducción en el costo.

Ventajas

  • Mantenga la coherencia a través de las nubes con recursos y herramientas conocidos
  • Amplíe su centro de datos con un conjunto de herramientas de administración coherente y soluciones de identidad y desarrollo conocidas
  • Obtenga un rendimiento y una seguridad de tipo empresarial en el centro de datos y en la nube
  • Satisfaga las variables necesidades de negocio con una mayor flexibilidad
  • Ofrezca capacidad a petición