Transformar las aplicaciones en servicios administrados

Aplicación Virtualización (App-V)

Microsoft Application Virtualization (App-V) transforma las aplicaciones en servicios administrados de manera centralizada que nunca se instalan y que no entran en conflicto con otras aplicaciones.

En el entorno laboral actual, tanto los profesionales de TI como los usuarios finales se enfrentan a muchos desafíos. Los usuarios finales hablan muchos idiomas, están dispersos geográficamente y es posible que no estén conectados a las redes corporativas en todo momento. El sector de TI debe satisfacer las necesidades de estos usuarios y ofrecer soluciones que sean rápidas, flexibles y confiables. App-V puede ayudar con los desafíos que a los que se enfrenta diariamente y permitir que su negocio sea más flexible y tenga una mayor capacidad de respuesta para las necesidades cambiantes. Entre algunas de las ventajas clave de App-V se incluyen:

Una plataforma integrada:
Las aplicaciones virtuales aprovechan los estándares de Windows para ofrecer una experiencia de usuario coherente. Con App-V 5.0, las aplicaciones virtuales funcionan de un modo más similar a las aplicaciones instaladas de forma tradicional, lo que significa que los usuarios no tienen que cambiar su forma de utilizar una aplicación solo porque sea virtual. También facilita al equipo de TI el hecho de trabajar con las aplicaciones virtuales. Los mensajes de diagnóstico proporcionan información significativa que ayuda a los usuarios a resolver los problemas por sí mismos.

Virtualización flexible:
Las empresas pueden conectar aplicaciones App-V empaquetadas por separado, lo que les permite comunicarse tanto entre sí como con aplicaciones instaladas de forma tradicional. Esto les ofrece lo mejor de ambos mundos, ya que proporciona aislamiento —reduciendo los conflictos y el tiempo dedicado a las pruebas de regresión— permitiendo a las aplicaciones interactuar y comunicarse cuando es necesario.

Administración potente de aplicaciones virtualizadas:
App-V 5.0 permite al equipo de TI implementar, controlar y dar servicio a las aplicaciones virtuales. Con una nueva interfaz de administración web basada en Silverlight, el equipo de TI puede administrar aplicaciones sin estar vinculado a una consola de administración instalada. Además, App-V 5.0 está diseñado para ser fácil y eficiente de usar en entornos VDI, lo que permite al departamento de TI hacer el mejor uso posible de los costosos recursos de disco sin cambiar el modo en que hacen su trabajo. Permite a los profesionales de TI elegir desactivar el almacenamiento de aplicaciones local, reduciendo drásticamente los requisitos de disco para VDI a la vez que dejan el aprovisionamiento de aplicaciones y el proceso de actualización tal cual.

App-V se integra con System Center Configuration Manager, de manera que puede administrar aplicaciones físicas y virtuales, junto con el inventario de hardware y software, la implementación del sistema operativo y de las revisiones, y mucho más.