1. Reinicie el teléfono.

2. Compruebe la intensidad de la señal en la pantalla del teléfono y muévase a una zona con mejor recepción.

3. Compruebe que la tarjeta SIM está insertada completamente. No utilice tarjetas SIM que hayan sido modificadas para que encajen en la ranura de SIM.

4. Si es posible, pruebe su tarjeta SIM en otro teléfono y/o pruebe otra tarjeta SIM en su teléfono.