1. Haga una llamada y aumente el volumen pulsando las teclas de volumen de la parte derecha del teléfono.
  2. Conecte unos auriculares con cable compatibles. Si los auriculares funcionan, retírelos para continuar con la solución de problemas de los altavoces internos.
  3. Ponga el teléfono en el modo altavoz y vuelva a probar.
  4. Si persiste el problema, apague y encienda el teléfono. Después de esta operación, es posible que tenga que volver a ajustar el volumen.