1. Reinicie el teléfono.
  2. Compruebe la intensidad de la señal en la pantalla del teléfono y muévase a una zona con mejor recepción.
  3. Envíe un mensaje de texto a su propio número de teléfono móvil. Así probará las capacidades de envío y recepción de una sola vez.
  4. Compruebe el número del centro de SMS (Mensajes > ... > configuración > número del centro de SMS). Si no tiene el número o si cree que no es correcto, confirme el número con su operador de red.
  5. Si tiene Multi-SIM (dos tarjetas SIM con el mismo número de teléfono móvil), tenga en cuenta que algunos mensajes de texto solo se pueden recibir en la tarjeta SIM asignada como “principal”.

Si los pasos anteriores no le ayudan, inserte una tarjeta SIM de otro operador en el teléfono para verificar que este funciona correctamente.