1. Compruebe que no ha silenciado el micrófono por error. Además, el problema podría solucionarse reiniciando el teléfono. Para hacerlo, mantenga pulsadas las teclas Encendido y Bajar volumen simultáneamente hasta que vibre el teléfono. Suéltelas y el teléfono se reiniciará.
  2. Compruebe si hay algún objeto que bloquee el orificio del micrófono ya que esto impide el paso del sonido a través del teléfono. Para encontrar el micrófono, consulte la guía de usuario del teléfono.
  3. Si se encuentra en un entorno ruidoso, desplácese a una zona que no tenga tanto ruido de fondo.
  4. Configure el teléfono en el modo altavoz, ya que así se usa otro micrófono o, de forma alternativa, pruebe un manos libres con micrófono.
  5. Compruebe si el problema tiene que ver con un número determinado de las llamadas entrantes o salientes.
  6. Use las teclas de volumen para ajustar el volumen del sonido; si está innecesariamente demasiado alto puede provocar algún efecto de eco en el otro extremo.
  7. Con la grabadora preinstalada puede probar el micrófono del teléfono y las capacidades del altavoz al mismo tiempo. Para grabar un clip, vaya a Mensajes > Nuevo (+)Adjuntar y pulse nota de voz. Grabe un clip de audio y reproduzca la grabación. Si puede oír la grabación, el problema no es del micrófono.