Dispositivos médicos implantados

Para evitar una interferencia potencial, los fabricantes de dispositivos médicos implantados recomiendan que se mantenga una separación mínima de 15,3 cm (6 pulgadas) entre un dispositivo móvil y el dispositivo médico implantado. Quienes tengan dichos dispositivos deben:

  • Mantener siempre el dispositivo móvil a una distancia superior a 15,3 cm (6 pulgadas) del dispositivo médico.

  • No llevar el dispositivo móvil en el bolsillo superior de la ropa.

  • Utilizar el dispositivo móvil en el oído del lado contrario al que se encuentra el dispositivo médico.

  • Apagar el dispositivo móvil si existe alguna razón para sospechar que se están produciendo interferencias.

  • Seguir las instrucciones del fabricante para el dispositivo médico implantado.

Si tiene alguna pregunta acerca del uso de su dispositivo móvil con un dispositivo médico implantado, consulte a su médico.