Cambiar vidas: una misión para la tecnología
06 Feb 2014

Por Rosalba Mackenzie

El desarrollo de tecnología nos ha ayudado a satisfacer desde las necesidades más fundamentales, hasta las más superficiales; nos ha traído grandes alegrías y también algunas desgracias. Hoy, en este siglo XXI, que ya lleva más de una década, es importante preguntarnos, ¿qué más podemos hacer por nosotros con la tecnología? Microsoft tiene seis poderosas respuestas:

Steve Gleason: Sin tregua



En 2005 el huracán Katrina golpeó fuertemente a la ciudad de Nueva Orleans. Los Santos, el equipo de futbol de la ciudad, pudieron volver a jugar en casa casi 21 meses después del desastre. En aquella ocasión, se enfrentaron a los Halcones de Atlanta: Steve Gleason, jugador as de los Santos, bloqueó una patada de despeje de sus contrincantes, acción que desencadenaría el primer touchdown del equipo. Los Santos ganaron el partido y tuvieron la temporada más exitosa de su historia hasta entonces.

Seis años después, Gleason anunció que sufría esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad que poco a poco paraliza a quienes ataca: los imposibilita para moverse y respirar por cuenta propia.

La ciudad de Nueva Orleans se ha levantado poco a poco, ha erigido “Rebirth” una estatua de Gleason que, como él señala, simboliza a la gente de esa región, gente que ha escogido regresar y reconstruir, que no ha dado tregua a la esperanza y que, como Gleason, sigue en pie de lucha.

El imparable Braylon O’Neill



En diciembre de 2008, como muchos otros niños, nació Braylon O’Neill. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de esos niños, él nació sin huesos en las piernas. ¡Aunque esto no lo detuvo para gatear a los ocho meses y correr sobre sus rodillas antes de su primer año de edad!

Desde los 11 meses utilizó su primer par de prótesis, pero fue hasta abril de 2012, que los pies y parte de sus piernas le fueron amputados, para dar paso a la incorporación de un par de nuevas y mejores prótesis. Desde entonces, Braylon es aún más activo de lo que ya de por sí era: vive sin límites, practica los deportes que quiere y poco a poco conquista los desafíos que se le presentan.

Sarah Churman escucha la risa de sus hijas por primera vez



Sarah, de 31 años, se describe como una mujer feliz, que ha vivido plenamente gran parte de su vida: fue hija única y criada por sus dos padres, conoció a su esposo a los 17 años y se casó con él a los 19, ha viajado, ha vivido en China, es madre de dos niñas y desde hace poco más de 2 años pudo escuchar por primera vez.

Sarah nació con una rara deformidad genética y una sordera prácticamente total, lo que la hizo depender mucho de la gente a su alrededor y convertirse en experta lectora de labios. Escuchar la risa de sus hijas, la voz de su marido y su propio llanto le ha cambiado la vida por completo.

Hal Lasko, pintor de pixeles



Los jóvenes de 98 años ya no pintan más en papel, ni necesitan tinta para crear, ¡así se hacía en los viejos tiempos! Ahora les basta una computadora con Microsoft Paint. Al menos, ese es el caso del abuelo Hal, quien pasa diez horas al día moviendo pixeles de arriba abajo y de un lado a otro para crear pinturas de 8-bits.

Esta práctica le ayuda a ver en detalle lo que está creando, aunque en realidad nunca será capaz de apreciarlo en su totalidad, ya que desde hace más de ocho años, su visión se ha visto afectada por la una enfermedad ocular que causa ceguera en el centro de su visión. Sin embargo, él asegura que lo que más se necesita para lo que hace es paciencia y que él la tiene de sobra. Pintar es su pasión y hasta tiene una tienda en línea, donde ha colgado sus más de 150 obras.

Scott Bedley, llevar la escuela al mundo



Si somos afortunados, tenemos la oportunidad de pasar una importante parte de nuestra vida en la escuela, es cierto que se convierte en nuestro segundo hogar. Por lo tanto, es donde aprendemos no sólo a sumar y restar, a escribir o a leer, sino donde aprendemos a convivir e integrarnos a la sociedad.

En un mundo que parece cada vez más pequeño, donde podemos mantenernos en contacto con prácticamente quien sea, desde donde sea, ¿por qué no arriesgarse a conectarse con otras escuelas, del otro lado del mundo o de nuestra cultura, para expandir el conocimiento más allá de cualquier tipo de frontera? Esta es la propuesta de Scott Bedley un apasionado docente que busca tener un efecto adicional en sus alumnos: motivarlos a tomar riesgos para aprender más.

GestSure, la actualización de la sala de operaciones



Una cámara VGA con filtro de color, una cámara infrarroja, un proyector infrarrojo, un pequeño monitor, algunos chips de control, quizá un par de micrófonos y un sensor de profundidad (comúnmente conocido como Kinect), pueden convertir una tarde en una apasionada competencia de videojuegos, una relajante sesión de ejercicio en casa, conectarnos con nuestros colegas o amigos mediante videoconferencias, e incluso navegar fácilmente por imágenes quirúrgicas en la sala de operaciones, para una mejor atención a los pacientes y operaciones exitosas.

En efecto, GestSure el software de reconocimiento facial y gestual está revolucionando las salas de operación: ayuda a los cirujanos a tener una imagen en tres dimensiones, evidentemente, ésta es más clara y cercana de lo que sucede al interior del paciente, algo que en resonancias magnéticas y tomografías es difícil y costoso.

Read More: