#MSFTCOSO POV: Datos de Microsoft revelan que los riesgos sociales pueden ser costosos a cualquier edad
28 Feb 2014

El siguiente post es de Jacqueline Beaucher, Jefa oficial de seguridad en línea en Microsoft. Una vez al mes en el Fire Hose, Beaucher da su punto de vista acerca de temas relacionados con la seguridad en línea del consumidor global, privacidad y el panorama de seguridad. Pueden seguir la conversación en Twitter en #MSFTCOSO.

A principios de este mes, Microsoft lanzó los resultados de esta tercera edición del Índice de Seguridad en Línea, con la medición de las actitudes, comportamientos y seguridad de consumo en línea de la gente en 20 países.

Los datos revelaron que los más grandes riesgos que la gente experimentó en los primeros 12 meses fueron resultado de comportamientos sociales más centrados. De acuerdo a los más de 10 mil respondientes que participaron en la encuesta, un tercio dijo que limitaban lo que los extraños veían en las redes sociales, y aproximadamente el mismo porcentaje (36%) dijo que controlaban la cantidad de información personal que aparecía en línea. Eso significa que en ambas instancias, dos tercios no toman las medidas adecuadas para asegurar sus reputaciones en línea. El impacto: reparar el daño a la reputación en línea de las personas demostró lo más costoso de cualquier otro riesgo de internet considerado en esta encuesta.

En efecto, una estimación de alrededor de $6 mil millones de dólares se gastó en 2013 para ayudar a mitigar los riesgos asociados con el financiamiento y tiempo perdido debido al daño a la reputación personal o profesional. Esto equivale a un promedio estimado de pérdida de $632 por episodio. En Canadá, el promedio de costos equivalentes en dólares para reparar una reputación profesional totalizada era de $484 por episodio; en Japón, $500 por instancia. En Bélgica, el total de globos fue cerca de $1,979 por ejemplar y, en los Estados Unidos, el promedio total fue de $2600 por incidente a reputaciones profesionales.

Los niños, también pueden estar en los riegos financieros, a pesar del daño a sus resultados de crédito, por instancia, es poco probable emerger hasta que apliquen por su primera tarjeta de crédito en sus últimos años de adolescentes. La preocupación es inmediata de acuerdo a sus interacciones en línea y de juego. Eso ajusta el tono, a menudo en una justa y joven edad para sus habilidades sociales e interpersonales dentro o fuera de la red. Una reciente encuesta de Microsoft mostró que el 40 por ciento de los padres, en promedio, permite a los niños el acceso a juegos de consolas y PCs sin supervisión tan jóvenes como a los ocho años, preparar el éxito para la juventud de hoy es importante. Es por eso que preparar “las reglas de la casa” para lo que es apropiado y aceptable en línea cuente; es igual de importante dejar en claro el tipo de comportamientos que no están bien.

No importa la edad, nunca es muy tarde o muy temprano para empezar a integrar seguros hábitos en línea en su rutina digital diaria. Hablen con sus hijos acerca de estar seguros, ser más listos y más considerados en línea. Los niños tal vez estén mejor protegidos cuando se trata de saber cómo funcionan los dispositivos, aunque los padres también pueden ser de gran ayuda para influir en cómo piensan los jóvenes, cómo comprometerse, y en general, comportarse tanto dentro como fuera de la red.

Microsoft tiene algunos fáciles consejos para ayudarlos a poner sus mejores “pie digital” en adelante:

Piensen antes de dar clic: Cuando reciben raros e inesperados mensajes, incluso de amigos, absténganse de abrir fotos, archivos de música u otros archivos adjuntos, y no den clic a vínculos en aquellos mensajes. Mejor, primero revisen la importancia con el remitente y no solo den “responder”.

Deténganse antes de descarga: Solo descarguen aplicaciones que están bien calificadas y de tiendas acreditadas. Revisen las políticas de privacidad para encontrar lo que la aplicación hará con su locación y otros datos sensibles.

Practiquen en círculos sociales seguros: Hagan sus páginas de redes sociales privadas. Consideren lo que en verdad significa ser un “amigo”, y tal vez añadan solo aquellos individuos cercanos o a los que conocen en persona. Promuevan una segura, apropiada imagen en línea, y sean respetuosos con sus comentarios.

Para más información acerca de nuestro trabajo en la seguridad del Internet y protección de la gente joven en línea, visiten nuestro Centro de Protección y Seguridad; den “like” en Facebook; síganos en Twitter , y revisen nuestro “punto de vista” con el hashtag #MSFTCOSO.


Read More: