Para ser ciudadano digital no necesitas pasaporte
07 Feb 2014

Rumbo al Foro de Educación Global

Katherine Franco Cárdenas, Experta Educadora en formación de ciudadanos digitales.

Por Rosalba Mackenzie

En efecto, la ciudadanía digital es la más fácil de obtener y lo mejor es que no hay que hacer trámites, ni exámenes. Lo único que sí es indispensable es una conexión a internet y un dispositivo para navegar por la red mundial.

En Colombia, Katherine Franco, quien lleva una larga trayectoria en educación primaria y ha sobresalido en diversos foros y certámenes de innovación escolar, desarrolló el proyecto “Amigos sin Fronteras”, una forma divertida, y sobre todo constructiva, de convertirse en ciudadano digital desde pequeño.

Este proyecto multidisciplinario nació en 2009, pero fue en 2011 que logró concretarse. Ese año Katherine tuvo la oportunidad de asistir a la final regional del Foro Internacional de Educación Innovadora, en Chile (y ganó su pase a la final mundial). Al regresar, mostró a sus alumnos las fotos de su experiencia, ellos se asombraron y la felicitaron por la oportunidad de viajar por el mundo y conocer tanta gente.

Esta vivencia la motivó a pensar en qué hacer para integrar a sus alumnos a su experiencia, ¡y entonces se le ocurrió! Creó un grupo en Facebook para invitar a todos los colegas del mundo que tuvo oportunidad de conocer semanas atrás, a vincularse con sus alumnos. Así se formó un equipo de monitores que se coordinó para organizar a sus alumnos y generar contenido que permitiera el intercambio, desde presentaciones en Power Point sobre su país o videos en su idioma, para mostrarlo a los nuevos amigos de otras latitudes.

Katherine imparte clases en todo el básico de primaria, pero en todos los grados tienen población específica del intercambio y temáticas de interés diferentes. Los de 5to., por ejemplo, están más interesados en los videojuegos; y los de 4to., en usos y costumbres de culturas extranjeras. Así que se aprovechan los intereses de cada grupo para crear estrategias que promuevan la innovación y que potencien su aprendizaje. Katherine tiene a su cargo el área tecnológica, la cual vincula con todo tipo de temas, desde lenguaje hasta medioambiente.

El trabajo colaborativo entre profesores ha potenciado la lectura, la escritura, las habilidades y, sobre todo, las competencias ciudadanas y toma de decisiones dentro del pensamiento crítico entre sus alumnos, además de promover el respeto y tolerancia por la diferencia.



Poco a poco, este proyecto ha llamado la atención de otros profesores, quienes se han puesto en contacto con Katherine para unir esfuerzos. Los mismos docentes de su institución se han interesado en retroalimentar sus prácticas pedagógicas a través de “Amigos sin Fronteras”. Hoy, su meta es integrar a más docentes tanto de su institución, como del resto del mundo.

Los mayores obstáculos en la realización de este proyecto han sido la calidad de la conexión y la falta de bocinas. Sin embargo, no ha habido nada a lo que no se hayan podido enfrentar: si había fallas en la red, grababan un video y lo enviaban después; si no tenían altavoces, Katherine traía los suyos. Esa es otra de las grandes ventajas de ser ciudadano digital: la cantidad de herramientas que se tienen a disposición, para resolver casi cualquier inconveniente.

“Amigos sin Fronteras” hace que los niños crezcan con una formación diferente, con un instinto para crear conocimiento en un ambiente de respeto y tolerancia; comprenden que las TIC no son sólo chat o redes sociales, sino una gran instrumento para su desarrollo, y aprenden a apreciar la importancia del trabajo en equipo.

La experiencia con Ecuador es uno de los mejores ejemplos de cómo este proyecto trasciende en la vida de quienes lo viven: los niños de Ecuador eran del área rural, y los colombianos, citadinos; la convivencia digital hizo que entre ambos grupos se establecieran lazos de amistad, entonces, cuando los de Ecuador no entendían o conocían algo, los colombianos tomaban la iniciativa y desarrollaban materiales de enseñanza.

February 07, 2014
Image: Web | Print


Algunos grupos de Katherine han tenido visitas en vivo y a todo color de sus maestros de otros países. Incluso, el año pasado aprovecharon un evento en Praga en el que coincidieron algunos maestros para intercambiar cartas y regalos con niños de Malasia.

“¡Es muy bonito escuchar a un niño de nueve años que quiere esforzarse para vivir en otra parte, ser bilingüe, poderse comunicar con muchas personas! Todos ellos van adquiriendo madurez en ese proceso de interacción con otros y es muy significativo ver cómo esto les deja huella. El agradecimiento es para los niños, ellos son el fuerte”, señala Katherine.

Read More: