Buscar en el Centro de seguridad de Microsoft
Buscar en Microsoft.com

Protección infantil

Enseñe a su familia a usar Internet de un modo más seguro con estos lineamientos. Aprenda acerca de las configuraciones de seguridad infantil que ofrecen los productos Microsoft.

Juegos en línea: ayude a sus hijos a usarlos de forma segura

Juegos en línea: ayude a sus hijos a usarlos de forma segura

Para que la actividad de juego en línea de sus hijos sea segura, apropiada para su edad, divertida y educativa, comience por aprender y por educar a sus hijos sobre los riesgos. Luego siga los consejos prácticos que se indican abajo.

Conozca los riesgos de los juegos en línea

  • Los niños pueden descargar contenido malo mezclado con el bueno. Cuando los niños descargan juegos de sitios que no son de mucha confianza o a través de vínculos que se encuentran en correos electrónicos, mensajes instantáneos o mensajes de texto, es posible que también descarguen contenido ofensivo, correo electrónico no deseado o software malintencionado.

    Algunos juegos “gratuitos” exigen un perfil muy detallado y luego los propietarios del juego pueden alquilar o vender ilegalmente los datos del niño.

  • Los niños pueden encontrarse con acosadores. Algunas personas juegan solamente para acosar o insultar a otros jugadores utilizando lenguaje inapropiado, haciendo trampa o atacándolos inapropiadamente.

  • Los niños pueden establecer una amistad con una mala persona. Algunos adultos se hacen pasar por niños para ganarse la confianza de los jugadores, comparten consejos sobre cómo ganar o regalan puntos. Pueden tratar de estafar o de organizar una llamada telefónica o un encuentro en persona.

Explore los juegos en línea junto con sus hijos

Juegue con sus hijos o siéntese junto a ellos mientras juegan. Se divertirá y, además, aprenderá sobre sus juegos.

Verifique la clasificación de los juegos que sus hijos quieren jugar. En los Estados Unidos y Canadá, la mayoría de los juegos que se venden en locales minoristas contienen la descripción y clasificación de la Junta de Clasificación de Software de Entretenimiento (ESRB, por sus siglas en inglés). Use esas clasificaciones al hablar con su hijo pequeño o adolescente sobre los juegos más adecuados.

Elija siempre juegos conocidos o aquellos que provienen de sitios confiables. Si usa sitios de juegos conocidos como MSN Juegos , Xbox LIVE o Yahoo! Juegos, disminuirá el riesgo de descargar virus o de ser estafado.

Verifique las condiciones del juego:

  • Averigüe cómo el servicio del juego monitorea a los jugadores y cómo actúa en casos de abuso. Xbox LIVE, por ejemplo, ayuda a los jugadores a proteger sus identidades y a denunciar el contenido y el comportamiento objetables.

  • Lea la política de privacidad del sitio para saber cómo utilizará y protegerá la información de los niños. ¿No tiene política de privacidad? Juegue en otro sitio.

Pónganse de acuerdo sobre las reglas de juego. Trabajen juntos para crear lineamientos de juego para la familia que se ajusten a la edad y madurez de cada niño. Para obtener ideas, consulte el modelo de acuerdo de Microsoft, el PACTO (versión PDF).

Enséñeles a sus hijos reglas para que jueguen de manera más segura

No revele información personal. Aconséjele a sus hijos no compartir información personal sobre ellos o sobre su familia con otros jugadores, su nombre verdadero, su dirección de correo electrónico o su dirección postal, su edad, sexo, fotos, etc.

Proteja las cuentas de juegos con contraseñas fuertes:

  • Las contraseñas seguras tienen, por lo menos, ocho caracteres (si son más, mejor) e incluyen letras, números y símbolos. Aprenda a crearlas.

  • En general, los estafadores y hackers tienen acceso porque les proporcionaron las contraseñas, por lo que debe enseñarles a sus hijos a no compartir sus contraseñas con nadie (excepto con sus padres).

Invente un nombre de jugador seguro. Ayude a sus hijos a elegir nombres de pantalla o nombres de jugador (como el id. de Kinect) que no revelen información personal, no sean insinuantes y no permitan localizar fácilmente a los niños.

Juegue limpio.

Nunca se encuentre con un “amigo” que conoció en Internet en persona sin los resguardos necesarios. Los chicos más jóvenes deben jugar sólo con familiares o con amigos que usted ya conoce. Los adolescentes deben trabajar con sus padres para crear un plan seguro para conocer a alguien en persona, como ir acompañados de un adulto de confianza y encontrarse en un lugar público, como una cafetería o una biblioteca.

Ayude a sus hijos a evitar apostar en línea. Hable abiertamente con ellos sobre la posibilidad de volverse adicto a los juegos de azar (el nivel de adicción es más alto en las personas jóvenes) y sobre los costos financieros y de otros tipos. Si bien la mayoría de los juegos de video son legales para los menores, apostar no lo es.

Utilice la tecnología como ayuda

Proteja su computadora de las amenazas en Internet. Instale software antivirus y antispyware. Jamás desactive su firewall. Mantenga todos sus programas (incluyendo el explorador web) actualizados mediante actualizaciones automáticas.

Use configuraciones de seguridad infantil para ayudar a proteger a sus hijos. Estas herramientas le permiten especificar los juegos que sus hijos pueden jugar, monitorear con quiénes hablan sus hijos y de qué hablan, establecer límites de tiempo para jugar y controlar lo que sus hijos ven y comparten. Compare las herramientas de seguridad infantil que ofrece Microsoft.

Aprenda a activar esos controles en los dispositivos de sus hijos. Explíqueles a sus hijos para qué sirve cada configuración y que esas configuraciones ayudan a protegerlos, no a espiarlos.

Qué hacer si surgen problemas

Enséñeles a sus hijos a confiar en sus instintos. Aliente a sus hijos a que le digan si ocurre un hecho perturbador; trate de que no lo oculten o actúen como que está todo bien. Deje en claro que no los castigará ni les quitará los privilegios de juegos si le cuentan lo ocurrido.

Enséñeles a sus hijos a responder ante un comportamiento inaceptable:

  • Si los niños juegan con alguien que es hostil, los presiona para que le proporcionen información personal o que envía material perturbador, deben ignorarlo, pedirle que cese su actitud o bloquearlo.

  • Denuncie el comportamiento o el contenido inadecuado al servicio de juegos, por ejemplo, en Xbox 360, pueden utilizar la opción de presentar una queja.

  • En los Estados Unidos, puede denunciar la existencia de contenido que explota menores al Centro Nacional para Niños Perdidos y Explotados al teléfono (800) 843-5678.

Denuncie cualquier amenaza grave de inmediato. Si el niño está en peligro inminente o si alguien lo amenaza, acosa o trata de convencerlo de encontrarse en persona, llame a la policía local.