Un navegador web moderno y adaptado a las empresas

Internet Explorer se ha diseñado desde cero para cumplir las necesidades de los clientes empresariales. Modernas tecnologías web como HTML5 y CSS3 habilitan las apps y servicios web de hoy en día, mientras que los modos de compatibilidad de Internet Explorer ayudan a preservar las inversiones existentes. Internet Explorer puede aumentar el retorno sobre el desarrollo, reducir costes con numerosas opciones de implementación y administración, y reducir el riesgo a través de características de seguridad como el filtro antimalware SmartScreen, líder en el sector.
Internet Explorer 11 mejora respecto a versiones anteriores ya que añade más compatibilidad con estándares web modernos, aumenta el rendimiento y mejora la seguridad, lo que hace que resulte más sencillo y convincente actualizarse a la última versión. Las versiones modernas de Internet Explorer también son perfectas para la función táctil, ofreciendo una nueva forma de experimentar la Web totalmente optimizada para los dispositivos táctiles Windows.