Haga clic aquí para instalar Silverlight*
LatinoaméricaCambiar|Todos los sitios de Microsoft
Microsoft TechNet
|Suscríbase|Descarga|Contáctenos|Simplified

No se puede parar la música

Publicado: 19/01/2007
No se puede parar la música

Junto con el lanzamiento de las nuevas versiones de Exchange y Office, y el nuevo SO Windows Vista, también salió al mercado uno de los productos más esperados del año: el reproductor MP3 Zune.

A partir de ahora, Microsoft refuerza su presencia en el mercado de computación personal, con un dispositivo de entretenimiento personal y reproducción de música que combina el diseño con la utilidad para el almacenamiento de canciones, imágenes y videos.

Precisamente, para convertirse en una de las grandes opciones a tener en cuenta es que no se priva de las opciones que entregan otros productos (reproducción de música en formato WMA, MP3 y AAC; vídeo H.264, MPEG-4 y WMV y fotografías en JPG) sino que también incluye radio FM (que no todos la incorporan o bien la ofrecen como dispositivo externo) y conectividad inalámbrica.

Proceso tradicional de implementación de soluciones de TI

Un proceso tradicional de implementación de soluciones de TI nos asegura que al final del camino llegaremos a una instalación exitosa. Sin embargo, del punto de la instalación exitosa, nada nos asegura que a mediano y largo plazos la solución siga operando de manera correcta, y es ahí donde se incrementa el riesgo de que el éxito inicial se convierta en un fracaso inevitable.

Y en este último detalle –la conexión WiFi– es donde el reproductor de Microsoft saca ventaja, ya que permite intercambiar canciones y fotos (pero no videos) con amigos que tengan el mismo equipo. Eso sí, hay que tener en cuenta que las canciones que se reciban solamente podrán ser escuchadas tres veces y quedar hasta tres días guardadas.

Gracias a la conectividad WiFi –que se realiza en un radio de aproximadamente 10 metros– se puede transmitir una canción o foto a cualquier equipo similar que aparezca en el listado de equipos detectados. Una vez seleccionado el Zune que recibirá el envío, no se tardará más de 20 segundos en enviar un tema musical y alrededor de 3 segundos para hacer lo mismo con una fotografía.

Esa tecnología de intercambio seguramente tendrá un doble efecto. Por un lado permitirá que los usuarios puedan mostrar y compartir temas con sus amigos sin esperar la vuelta a casa para mandárselos por e-mail o bien quemando un CD-ROM. En cualquier donde se encuentren dos personas con un Zune se podrá realizar la transmisión.

Por otro lado, y si el que recibió el tema musical queda prendado de sus sones, al no poder escucharlo más de tres veces tendría que dirigirse a la disquería virtual de Microsoft para comprar una copia original.

Para atender las demandas de compra de música online, Microsoft dispone de la tienda llamada Zune Marketplace (http://www.zune.net/en-US/), un negocio virtual que ya cuenta con más de dos millones de canciones que se comercializan unitariamente a US$ 0,99 y también se ofertan en paquetes promocionales de, por ejemplo, US$ 15 y US$ 50 mensuales o trimestrales, respectivamente.

Otro de los flancos por los que quiere penetrar Zune es el precio. La versión que se consigue actualmente en el mercado tiene una capacidad de 30 GB y se consigue, en los Estados Unidos, a U$S250.

Desde el punto de vista estético, Zune se destaca por incorporar una pantalla de 3 pulgadas de diagonal (contra las 2,5 que tiene el iPod) con una resolución de 320 × 240 pixeles. Además, la visualización de imágenes en pantalla puede rotarse muy fácilmente para aprovechar mejor el display.

Siguiendo con sus apariencias exteriores, los que quieran sumarse a las huestes de Zune en un primer momento podrán elegirlo en tres colores: blanco, negro y marrón que tienen un acabado de superficie que no es tan susceptible a las marcas de los dedos como el reproductor de Apple. Seguramente, y en muy poco tiempo, aparecerán otras tonalidades.

La salida de Zune a la calle estuvo acompañada, desde un primer momento, por diferentes accesorios –fabricados por la misma empresa y por terceras marcas– que le agregan funcionalidades al equipo. Por US$ 100 se puede conseguir un pack completo para recargar el reproductor, ya sea desde una PC o desde la red eléctrica, y también para reproducir música y videos desde parlantes externos y equipos de televisión.

También se puede conseguir una variada gama de accesorios para conectar el Zune a los equipos reproductores de música de los autos y también para mantenerlo siempre recargado. Y, para los que quieran cuidarlo de golpes y rayaduras, se ofrecen diferentes fundas rígidas y flexibles que se adaptan a la estética del producto.

El mercado responde

Si bien hace poco que fue presentado en el mercado, el primer pie que puso en los negocios fue muy auspicioso. Durante la primera semana que estuvo a disposición del público, el reproductor musical de Microsoft llegó al segundo puesto en ventas según una investigación de mercado de NPD Group.

La aparición de Zune, así también como la presencia de otros productos similares en el mercado, ya no es tan discutida ni polémica como en un principio. Es que las empresas discográficas están llegando a muy buenos acuerdos, como los que están suscribiendo con Microsoft, que le reditúan en beneficios económicos muy concretos. Por ejemplo, Warner Music obtuvo –durante el año 2006– ingresos por alrededor de US$ 60 millones solamente en lo que respecta a descargas de legales de música digital.



©2017 Microsoft Corporation. Todos los derechos reservados. Póngase en contacto con nosotros |Aviso Legal |Marcas registradas |Privacidad
Microsoft