TechNet Home graphic   Productos  |   Soporte  |   Busqueda  |   microsoft.com Home  
Microsoft
  Home  |
 
 
 

Nota para el usuario

Al terminar el siglo XX habrá en el mundo cerca de 400 millones de personas que tendrán el español (o castellano) como lengua materna. Esta expansión se ve, sin embargo, envuelta en numerosas dificultades y conflictos idiomáticos. Algunos de los aspectos que afectan al español son: el uso fuera de las normas que del mismo hacen los medios de comunicación, la influencia del inglés y, quizás el más importante, los vacíos existentes en el vocabulario técnico.

El campo de la informática o computación es un motor continuo de creación de nueva terminología. Asimismo, en los diversos países hispanohablantes existen diversas peculiaridades y variedades lingüísticas. Aunque la mayor parte de las diferencias son mínimas y se relacionan con el vocabulario, éstas variedades pueden crear en el usuario la sensación de que cierto material está "hecho para otro país".

En Microsoft somos conscientes de esto, por tal motivo, cuando "adaptamos" (y no sólo traducimos) un programa al castellano, usamos la forma estándar, buscando una serie de expresiones que sean entendidas lo mismo en Venezuela o Argentina que en México o España. La búsqueda de una "norma común" conlleva, a menudo, el rechazo de algunos usuarios que encuentran la terminología ajena, y que preferirían que se usaran las peculiaridades lingüísticas de su propio país, en lugar de las formas más generales.

Así, por ejemplo, para los usuarios de España el empleo del término computadora en lugar de ordenador no es común y puede, incluso, resultar molesto, aunque es comprendido; de modo semejante, el galicismo ordenador (Fr. ordinateur) no es usado en Latinoamericana, en su lugar se ha adoptado el anglicismo computadora (Ing. computer). Paralelamente, un anglicismo como reporte (Ing. report) tan común en Hispanoamérica, tiene su equivalente castellano informe, comprendido en toda América Latina.

Se trata de elegir el término que pueda ser comprendido por todos los usuarios. Se reúnen a continuación algunos términos problemáticos:  
 

Inglés

España

América Latina

Backup

Copia de seguridad

Copia de respaldo

BBS

Boletín Electrónico

Tablero de mensajes

Environment

Entorno

Ambiente

File

Fichero

Archivo

Mouse

Ratón

Mouse

Press

Pulsar

Presionar/Oprimir

Plotter

Trazador gráfico

Graficador

Word Processing

Tratamiento de textos

Procesador de palabras

 
 

Aunque a primera vista pudiera parecer que existen dos normas claras (España opuesta al resto de Latinoamérica), pero esto no es totalmente cierto. Si bien es verdad que tanto por la proximidad geográfica, como por la influencia del inglés sobre determinados países hispanoamericanos, una gran cantidad de términos se han hecho comunes en estos países, también es cierto que no existe una norma común latinoamericana. Así, un usuario venezolano puede sentir una palabra mexicana como más cercana que la correspondiente de España, pero también puede suceder al revés con otro término que sea propio y restringido a México. Otros países como Chile o Argentina, más alejados geográficamente del influjo del inglés, pueden identificarse más con la terminología que se emplea en España.

Lo mismo sucede con los ejemplos que aparecen en los manuales. Los productos en español van destinados a todos los países hispanohablantes y por ello nos tenemos que hacer eco de las variedades y peculiaridades existentes a la hora de elegir los nombres de localidades, personas, direcciones, etc.

Un problema concreto, que afecta principalmente a los usuarios mexicanos, es el de los separadores decimal y de miles. En México se sigue una norma semejante a la de EE.UU. de separar los decimales con un punto y los millares con una coma, esta norma es minoritaria en América Latina y no se aplica en España. En este caso, la elección es clara a favor de la última y, aunque el programa siempre deja al usuario elegir la configuración deseada, en los ejemplos tenemos que tomar partido por una opción, por lo que los usuarios mexicanos deberán tener esto en cuenta y cambiar adecuadamente los puntos por comas y viceversa. Otro problema que se plantea es el de los usuarios habituados a trabajar con las versiones inglesas. A menudo estos usuarios encuentran la traducción de los comandos, menús, etc. inadecuada o confusa respecto a su correspondiente inglesa. Este es un tipo de usuario que no está acostumbrado a trabajar con programas en español ni a utilizar terminología traducida. La importancia de la traducción de los productos va mucho más allá del mero entendimiento de los mismos por parte del usuario; demuestra además que cualquier lengua (y en nuestro caso el español) puede ser una lengua técnica si se desarrolla suficientemente y ayuda a crear este vocabulario científico-técnico tan necesario para el futuro.

Hagamos entre todos del español una lengua universal tratando de aunar esfuerzos con el objetivo de evitar, en la medida de lo posible, por una parte ese vacío en el vocabulario técnico y por otra el surgimiento y adopción de nuevos términos en inglés sin su correspondiente adaptación al español. Somos casi 400 millones de hablantes que compartimos la misma lengua y todos tenemos que sentirnos orgullosos y responsables de ella  
 

 
 

© 1999 Microsoft Corporation. Última Actualización: Febrero 99
Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Acerca del Idioma (Disclaimer)