Cinco consejos para trabajar desde casa con éxito

El trabajo desde casa o trabajo remoto presenta sus desafíos y oportunidades. Aquí hay cinco consejos probados para que te ayudarán a trabajar con éxito desde casa. Estos consejos son útiles si tu trabajo remoto se debe a tiempos difíciles o porque eres un trabajador en otra ubicación geográfica.  

Consejo n.° 1 para trabajar desde casa: Ten las herramientas adecuadas  

Si no tienes las herramientas adecuadas, no puedes hacer correctamente tu trabajo. Esto se aplica tanto si vas a una oficina como si trabajas desde casa. Asegúrate de tener las herramientas correctas que necesitas para trabajar, incluido el entorno de tu oficina en casa y la tecnología que elijas.  

Invierte en un entorno de oficina en casa si puedes. El entorno laboral adecuado debe incluir un buen escritorio, sillas, monitores, Wi-Fi y cualquier otro tipo de hardware que necesites para trabajar. No siempre puedes tener una oficina en casa perfecta, pero invertir en algunos artículos pequeños puede hacer una gran diferencia.  

Por ejemplo, considera la posibilidad de comprar luces, micrófonos y auriculares si sueles participar en videollamadas. También deberías pensar en comprar accesorios ergonómicos como protectores de muñeca que hacen que el acto físico de trabajar en casa sea más cómodo.  

Además, determina que tienes las herramientas de software adecuadas para el trabajo si puedes. Herramientas como Microsoft Teams se crearon considerando el trabajo remoto al combinar chat, reuniones, llamadas y colaboración en un mismo lugar.  

Consejo n.° 2 para trabajar desde casa: Protégete  

Los trabajadores remotos deben preocuparse especialmente de protegerse, tanto de manera física como digital.  

Desde una perspectiva física, toma en cuenta su entorno cuando trabajes con información confidencial de la empresa. Esta precaución resulta especialmente importante si prefieres trabajar en cafeterías u oficinas de cotrabajo. Algunos procedimientos adecuados incluyen bloquear tu computadora cuando no la estés usando y no hablar de detalles confidenciales de la empresa en llamadas que hagas en público.  

Además, debes asegurarte de que las herramientas que utilizas tengan en cuenta la seguridad. Estas medidas de seguridad se deben aplicar a tu correo electrónico seguro, una VPN, herramientas de productividad, almacenamiento en la nube y cualquier herramienta digital que uses para trabajar. Recuerda que el costo promedio de un ataque de ciberseguridad para una pequeña empresa es de USD 188 000. Cuando elijas tus herramientas, ten en cuenta el factor de la seguridad.    

Consejo n.° 3 para trabajar desde casa: Comunícate de manera eficaz 

Puede sonar básico, pero uno de los mayores desafíos que implica trabajar desde casa es que no estás en la oficina. Esto significa que no puedes escuchar las conversaciones de pasillo, la cháchara antes y después de las reuniones ni pasar por el escritorio de Ana para aclarar dudas. Tus dotes de comunicación empresarial siempre son importantes, pero sobre todo cuando trabajas de manera remota.   

Es fundamental comunicarte con tus compañeros de trabajo o empleados de manera clara. Trata de no dejar espacio a solicitudes ambiguas y no tengas miedo de hacer preguntas aclaratorias. Puedes hacerlo por correo electrónico, chat o a través de una llamada telefónica.  

Es posible que tengas que comunicarte en exceso, lo que puede ser incómodo para algunos, pero es mejor hacerlo para garantizar que todo está en armonía.    

Trabajar de forma remota generalmente significa que tienes la flexibilidad para manejar tareas personales, como cuidar a tus hijos o ir al médico durante el día. Solo tienes que asegurarte de informárselo a tus compañeros de trabajo y empleados que dependen de ti.  

No es necesario que cuentes cada detalle personal, solo tienes que acordarte de actualizar tus mensajes que indican que estarás fuera de la oficina, además de tu estado en todo sistema de chat. Tu disponibilidad y estado son especialmente útiles si otros dependen de tus decisiones o aprobaciones para avanzar con sus proyectos y tareas.  

Consejo n.° 4 para trabajar desde casa: Conéctate con tus compañeros de trabajo  

Tu cultura empresarial es un factor decisivo para atraer y conservar empleados. Esto implica muchas cosas como compensaciones, condiciones de trabajo, el sector y las interacciones diarias con los empleados. Esa última parte puede ser diferente en el caso de un trabajador remoto.  

Si estás trabajando desde casa, es probable que tengas que esforzarte más para conectarte con compañeros de trabajo y empleados. Cosas simples, como preguntar cómo van las cosas antes de empezar una reunión y mostrarte genuinamente interesado, ayudan mucho. Estos momentos de conversaciones triviales pueden crear conexiones más profundas entre los trabajadores.  

Encuentra otras oportunidades para hablar de cosas triviales o derechamente para pasar un buen rato. Por supuesto, no te salgas de los límites adecuados. Pero nadie se molestará si hablas del último partido de fútbol en la oficina durante unos minutos. Del mismo modo, a veces puedes interactuar con empleados o compañeros de trabajo a través de salas de chat sobre asuntos no estrictamente relacionados con el trabajo.  

Consejo n.° 5 para trabajar desde casa: Encuentra un equilibrio laboral y personal adecuado 

Trabajar desde casa tiene muchas cosas buenas: es flexible, no tienes que trasladarte al trabajo y, en algunos casos, la productividad aumenta. Pero una de las desventajas es que algunas personas tienen problemas para desconectarse del trabajo.  

Recuerda fijar límites

Cuando tu casa es tu oficina, es tentador trabajar todo el día, pero esto puede ser contraproducente. Hay estudios que indican que el exceso de trabajo puede llevar a una menor productividad, a peores resultados de los proyectos e, incluso, a consecuencias adversas para la salud.  

Encontrar un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida personal es clave si trabajas desde casa. Algunos consejos para mantener este equilibrio:  

  • Si puedes, tómate un tiempo para hacer ejercicio o movimientos corporales  
  • Incluye descansos en tu calendario y tómatelos 
  • Indica en el calendario y en las herramientas de chat en qué horario no estás conectado 
  • Date un tiempo para relajarte fuera del trabajo: dedícate a tus pasatiempos, disfruta junta a tu familia, haz planes con amigos y ocúpate de cosas no relacionadas con el trabajo  

Primeros pasos con Microsoft 365

Es el Office que conoces, más las herramientas para ayudarte a trabajar mejor juntos, para que puedas mejorar la productividad en cualquier momento, en cualquier lugar.

Comprar ahora

Ideas para negocios no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes comunicarte con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.