Big data lleva a grandes decisiones. Cómo entender el análisis de datos y las hojas de cálculo

Ya leíste los blogs más recientes. Asististe a las conferencias. Big data se consolidó como una parte central de las estrategias de muchas empresas debido a su inmenso valor en el entorno competitivo actual. Big data puede ofrecer perspectivas con el potencial de determinar el éxito o el fracaso de un negocio y eso ya no es ningún secreto.

Por ello, ahora que todo el mundo está recopilando el big data, la pregunta sigue siendo: Después de extraerlo, ¿cómo entenderlo?

Ser proactivo en vez de ser reactivo con los datos

Abordar el análisis en el big data de forma proactiva es la mejor manera de prepararse para el éxito. Con un enfoque disciplinado y una comprensión de tu plan y estrategia, más allá de la simple recopilación de datos, aumentarán en gran medida tus posibilidades de éxito. Sin conectar y correlacionar relaciones o jerarquías, tus datos se pueden tornar inmanejables rápidamente.

Para muchas empresas, esa responsabilidad queda en una posición relativamente nueva: el administrador de datos. Esta persona está encargada de la supervisión del uso de la información como un activo, normalmente a través de la extracción, el procesamiento y el análisis de datos.

Convertir los datos en información y la información en inteligencia

Comprender el big data es similar a comprender cualquier tipo de datos externos, solo que en una escala diferente. Al lidiar con recursos de información de gran volumen, gran velocidad o gran variedad, seguirás deseando ser rentable e impulsar las decisiones.

Un ejemplo común ve los datos fluir hacia arriba desde diversos orígenes de datos y atravesar almacenes de datos. Desde esos almacenes, los datos llegan a tus herramientas de informes y análisis, a veces en forma de hojas de cálculo.

Algunos datos pueden llegar en tamaños manejables donde simplemente puedes hacer valoraciones sin demasiados pasos.

Pero a menudo, tus consultas pueden resultar en decenas de miles de filas.

Estas hojas de cálculo pueden parecer abrumadoras. Filas y filas, y columnas y columnas. Pero todo eso es valioso. Lamentablemente, mientras el big data creció, la capacidad humana para procesar esta información en bruto de manera oportuna no lo hizo.

Con el big data, una excelente manera de abordar los desafíos que podrías enfrentar debido a la escala son tus herramientas. La limpieza y transformaciones repetitivas te ayudan a mantener tus datos manejables. Inclusive algunas herramientas analizan tus datos y te presentan varias opciones de tabla.

Familiarízate con tus herramientas

Estas herramientas de big data abarcan un amplio espectro de complejidad. Las herramientas de informes te cuentan lo que sucedió. Las herramientas de análisis te explican por qué sucedió. Las herramientas de supervisión te dicen lo que está sucediendo activamente. Las herramientas de previsión intentan adivinar lo que podría suceder. Las herramientas predictivas te dicen lo que probablemente sucederá. Las herramientas prescriptivas incluso pueden decirte qué tipo de medidas puedes adoptar.

Big data no tiene que ser intimidante. Si te acercas con flexibilidad y conocimiento de lo que tus herramientas hacen, estarás listo para tomar decisiones con confianza.

Acerca del autor

The Microsoft 365 team is focused on sharing resources to help you start, run, and grow your business.

Primeros pasos con Microsoft 365

Es el Office que conoces, más las herramientas para ayudarte a trabajar mejor juntos, para que puedas mejorar la productividad en cualquier momento, en cualquier lugar.

Comprar ahora
Contenido relacionado
Manage my business

Cómo las herramientas de inteligencia empresarial ayudan conseguir el éxito a una empresa heladera socialmente responsable

Más información
Manage my business

Preguntas y respuestas: Cómo Molly Moon’s usa el análisis de datos para retribuir

Más información
Manage my business

Por qué la visualización de datos es imprescindible para la inteligencia de negocios

Más información

El Centro de crecimiento no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes comunicarte con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.