Hackear celulares: 6 formas de evitarlo

A nivel mundial, el mercado de la telefonía celular alcanzó un nivel de saturación de proporciones épicas. De hecho, de acuerdo con un informe de marzo de 2017 de International Data Corporation (IDC), Worldwide Smartphone Forecast 2017-2021 (Previsión de telefonía celular a nivel mundial 2017-2021) “1530 millones de unidades distribuidas en 2017, un aumento del 4.2% con respecto a los 1470 millones de unidades distribuidas en 2016. A partir de este punto, las unidades alcanzarán los 1770 millones en 2021.” Lo cual, hablando en plata, significa que hay, y seguirá habiendo, una cantidad enorme de dispositivos móviles que se usan en todo el mundo.

Aunque eso es una buena noticia para cualquiera que necesite mantenerse conectado con amigos, familia, clientes y compañeros, también implica que debido a una proliferación similar de la piratería de dispositivos móviles, tus datos son más vulnerables que nunca. Afortunadamente, hay varias acciones simples que puedes realizar para aumentar la seguridad móvil, proteger los datos y mantener tu información personal privada. Veamos:

  • Mantener el software (y las aplicaciones) actualizado. Puede parecer algo básico, pero mantener actualizados el software del teléfono y las aplicaciones que descargaste es algo que mucha gente no hace (u olvida hacerlo). Por supuesto, puede llevar tiempo, y sí, puede implicar nuevos cambios irritantes a las interfaces que conoces y aprecias, pero también asegurará que los programas de seguridad para el celular y las aplicaciones estén al día, lo que puede protegerte de los hackers y evitar que tu información personal quede vulnerable.
  • Usa herramientas basadas en la nube que te dan acceso a archivos en todos los dispositivos, y siempre están protegidas con el último software de seguridad y parches. Esto no solo elimina la necesidad de comprobar regularmente si existen actualizaciones de software para aplicaciones críticas, sino que también te permite trabajar desde prácticamente cualquier lugar, en tu teléfono, portátil, equipo de escritorio o tableta.
  • Ten cuidado con lo que instalas. A todo el mundo le encanta las nuevas aplicaciones: vuelven nuestra vida más simple, productiva o nos dan un poco más de diversión. Sin embargo, algunas aplicaciones te piden que les concedas permisos para leer tus archivos, tener acceso a la cámara o escuchar el micrófono. A veces, todo esto es necesario, pero también hace que seas vulnerable a la piratería. En última instancia, depende de ti decidir si conceder esos permisos a una aplicación merece el riesgo de seguridad móvil que implica, así que considera si esos riesgos superan a los beneficios y actúa en consecuencia.
  • Desconfía del Wi-Fi público gratis. A todo el mundo le encanta el Wi-Fi público, pero cuando se trata de la seguridad de tu teléfono, no utilizarlo puede ser la forma más simple de evitar que pirateen tu dispositivo. Después de todo, suplantar la identidad de las redes Wi-Fi es muy fácil para los piratas que solo quieren aprovecharse de tu naturaleza confiada y beneficiarse de la información que almacenas en tu teléfono. Esto pasó hace varios años durante las Olimpiadas de Sochi cuando miles de personas se conectaron a una Wi-Fi pública, sin saber que al hacerlo les daban a los hackers acceso a sus teléfonos y a los datos que contenían.
  • Carga solo tu dispositivo en casa, en tu coche o en un espacio seguro de confianza, porque los USB de carga públicos pueden no ser seguros. Después de todo, además de proporcionar corriente eléctrica, el cable de carga USB puede enviar y recibir datos. Cuando ese cable está conectado a una fuente de alimentación desconocida, podría permitir a los hackers conectarse a tu dispositivo y copiar tus contraseñas, información bancaria, contactos personales, fotos, correos electrónicos, mensajes de texto y de voz y otra información almacenada en tu dispositivo.
  • Establece una contraseña para el dispositivo. Tan simple como suena, hacer que sea difícil abrir tu celular puede evitar que lo hackeen. Con un inicio de sesión biométrico o una contraseña muy difícil, puedes hacer que tu teléfono sea increíblemente complicado de abrir, lo que ayuda a mantener la información almacenada en él más segura. Por supuesto, si un hacker está decidido a entrar en tu teléfono, hay formas de evitar el sistema, pero al bloquear tu teléfono automáticamente (inmediatamente después de usarlo) puedes obtener una capa adicional de protección móvil que puede frustrar a los posibles hackers lo suficiente como para que desistan.

Aunque la seguridad móvil es un imperativo moderno, no tiene que ser una práctica difícil. Con unas pocas precauciones simples, como mantener tus aplicaciones y SO actualizados, cargar tu teléfono en un espacio privado y seguro, y configurar la pantalla de bloqueo de forma adecuada, puedes mejorar la seguridad de tu teléfono y proteger la información que necesitas.

Acerca del autor

The Microsoft 365 team is focused on sharing resources to help you start, run, and grow your business.

Primeros pasos con Microsoft 365

Es el Office que conoces, más las herramientas para ayudarte a trabajar mejor juntos, para que puedas mejorar la productividad en cualquier momento, en cualquier lugar.

Comprar ahora
Contenido relacionado
Business Tech

¿Qué sucede cuando las empresas no protegen correctamente su propiedad intelectual?

Más información
Business Tech

Datos del cliente: entre la innovación servicial y la invasión de la privacidad

Más información
Business Tech

Guía de correo seguro para pequeñas empresas

Más información

El Centro de crecimiento no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes comunicarte con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.