5 consejos para trabajar desde casa con éxito

El trabajo desde casa o trabajo remoto presenta desafíos y oportunidades. Aquí tienes seis consejos demostrados para ayudarte a trabajar desde casa con éxito. Estos consejos son útiles si tu trabajo remoto se debe a tiempos difíciles o si eres un trabajador asignado.  

Consejo n.º 1 para trabajar desde casa consejo: tTener las herramientas adecuadas  

No se puede trabajar de manera eficaz sin las herramientas adecuadas. Esto es aplicable tanto si trabajas en una oficina como si trabajas en casa. Asegúrate de tener las herramientas adecuadas para hacer tu trabajo, incluida la organización de la oficina en casa y la tecnología que elijas.  

Invierte en una buena organización de una oficina en casa si puedes. Un ambiente de trabajo ideal debe incluir un escritorio, sillas, monitores, Wi-Fi y otro hardware adecuados necesarios para realizar tu trabajo. No siempre se puede conseguir la oficina en casa perfecta, pero invertir en algunas pequeñas cosas puede marcar una gran diferencia.  

Por ejemplo, considera la posibilidad de comprar elementos de iluminación, micrófonos y auriculares si tienes  vieoconferencias habitualmente. También debes considerar la posibilidad de comprar accesorios ergonómicos como protectores de muñeca que hacen que el acto físico de trabajar en casa sea más cómodo.  

Además, debes intentar contar con las herramientas de software adecuadas para el trabajo. Herramientas como Microsoft Teams se crearon pensando en el trabajo remoto, combinando chat, reuniones, llamadas y colaboración, todo en un único lugar.  

Consejo n.º 2 para trabajar en casa: Tener seguridad  

Los trabajadores remotos deben tener especial cuidado de que cuentan con la seguridad necesaria, tanto física como digitalmente.  

Desde una perspectiva física, ten en cuenta tu ambiente cuando manejes información confidencial de la empresa. Esta precaución es especialmente importante si prefieres trabajar en cafeterías u oficinas de trabajo cooperativo. Algunas prácticas recomendadas incluyen el bloqueo de tu ordenador cuando no lo estés usando y no hablar sobre datos confidenciales de la empresa cuando se hacen llamadas en público.  

Además, debes asegurarte de que las herramientas que usas tengan en cuenta la seguridad. Estas protecciones deben aplicarse al correo electrónico seguro, una VPN, herramientas de productividad, almacenamiento en la nube y cualquier otra herramienta digital que uses para trabajar. Recuerda que el coste medio de un ataque de ciberseguridad para una pequeña empresa es de 188.000 USD. Vale la pena tener en cuenta la seguridad a la hora de elegir las herramientas.    

Consejo n.º 3 para trabajar en casa: Comunicarse de manera efectiva 

Parece obvio decirlo, pero uno de los mayores desafíos del trabajo en casa es que no estás en la oficina. Eso significa que no podrás oír las conversaciones en los pasillos ni las charlas antes y después de las reuniones, ni tampoco podrás acercarte a la mesa de Juana para aclarar una cuestión. Tus habilidades de comunicación empresarial siempre son esenciales, pero especialmente cuando trabajas de forma remota.   

La comunicación clara con los compañeros de trabajo y los empleados es fundamental. Intenta no dejar espacio para la ambigüedad cuando solicitas algo y no tengas miedo de hacer preguntas aclaratorias. Puedes hacerlo mediante el correo electrónico, el chat o una llamada telefónica.  

Puede que tengas que comunicarte en exceso” y eso puede ser incómodo para algunos. Pero es mejor comunicarse en exceso en primera línea para asegurarte de que todos conocen tu posición.    

Trabajar de manera remota generalmente significa que tienes la flexibilidad para realizar tareas personales como el cuidado de niños o citas médicas durante el día. Debes asegurarte de que le comunicas esto a los compañeros de trabajo y a los empleados que dependen de ti.  

No es necesario que reveles todos los detalles personales. Simplemente recuerda actualizar tus mensajes Fuera de la oficina, así como tu estado, en cualquier sistema de chat. Tu disponibilidad y tu estado son especialmente útiles si otros dependen de tus decisiones o aprobaciones para avanzar con proyectos y tareas.  

Consejo n.º 4 para trabajar en casa: Conéctate con tus compañeros de trabajo  

La cultura de tu empresa es un factor decisivo para atraer y retener empleados. Esto implica muchas cosas como la remuneración, las condiciones de trabajo, la industria y las interacciones diarias con los empleados. Esa última parte puede ser diferente para un trabajador remoto.  

Si estás trabajando en casa, es probable que tengas que hacer un mayor esfuerzo para conectarte con compañeros de trabajo y empleados. Cosas tan simples como preguntar cómo va todo antes de que comience una reunión y estar genuinamente interesado ayuda mucho. Estas pequeñas charlas pueden crear conexiones más profundas entre los trabajadores.  

Busca otras oportunidades para participar en los cotilleos o hacer el tonto de forma apropiada, siempre dentro de los límites adecuados, por supuesto. Pero a nadie le importa cuando hablas del último partido de fútbol en la oficina durante unos minutos. Del mismo modo, también es posible interactuar con empleados o compañeros de trabajo en las salas de chat sobre temas que no están estrictamente relacionados con el trabajo.  

Consejo n.º 5 para trabajar en casa: Encontrar un equilibrio adecuado entre trabajo y vida 

Trabajar en casa tiene muchos aspectos positivos: flexibilidad, sin desplazamientos y, en algunos casos, mayor productividad. Pero uno de los inconvenientes es que a algunas persona les resulta difícil desconectarse del trabajo.  

Recuerda establecer límites

Es tentador trabajar las 24 horas del día cuando tu casa es tu oficina. Pero esto puede ser contraproducente. Hay estudios que sugieren que el exceso de trabajo puede conducir a una menor productividad, peores resultados del proyecto e incluso problemas de salud.  

Encontrar un equilibrio adecuado entre trabajo y vida es fundamental cuando trabajamos en casa. Aquí te ofrecemos algunos consejos para mantener este equilibrio:  

  • Dejar tiempo para hacer ejercicio o movimiento físico, si se puede  
  • Programar descansos en el calendario y tomarlos 
  • Marcar las horas que no se está en línea en las herramientas de chat y calendario 
  • Deja tiempo para relajarte fuera del trabajo: disfruta de tus aficiones, pasa tiempo con tu familia, haz planes con amigos y ocúpate con cosas que no estén relacionadas con el trabajo  

Primeros pasos con Microsoft 365

Es el Office que conoces, más las herramientas para ayudarte a trabajar mejor juntos, para que puedas mejorar la productividad en cualquier momento, en cualquier lugar.

Comprar ahora

Datos e ideas para empresas no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes ponerte en contacto con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.