Seis tareas ideales para la nube: Almacenamiento en la nube y más

No es ninguna sorpresa que la nube se convirtiera en el arma no tan secreta para muchas organizaciones, ya que ofrece una mayor flexibilidad, mejor productividad y una reducción de las inversiones y los costos anticipados. Durante muchos años, un gran número de empresas se mostraban reticentes a usar la nube por motivos de seguridad y otras preocupaciones. Pero, según los datos recientes, el uso de la nube está en aumento. Según la quinta encuesta anual sobre el estado de la nube realizada por RightScale, el uso de la nube híbrida aumentó del 58 % en 2015 al 71 % en 2016. No solo eso, el 17 % de las empresas tienen más de 1000 VM en la nube pública, en comparación con el 13 % en 2015.

Para muchos, la frase “informática en la nube” es un sinónimo de “almacenamiento en la nube”, y es fácil comprender por qué ocurre esto. Según el Informe de uso de la nube de Cloud Security Alliance, el almacenamiento en la nube fue la categoría de aplicaciones en la nube con el mayor número de aplicaciones. Esta categoría también se consideró como la más arriesgada. Pero la nube es mucho más que almacenamiento en la nube empresarial.

Aquí encontraras otras seis formas en que las empresas pueden usar la nube:

  1. Área de trabajo móvil: la nube ofrece a cualquier compañía las herramientas necesarias para permitir que sus empleados trabajen desde cualquier lugar. De esta forma, los correos electrónicos y documentos importantes se pueden cargar y guardar en la nube, por lo que el trabajo se puede completar en sí en la nube. El uso compartido de archivos es otro motivo importante por el que la nube facilita un área de trabajo móvil. Si tu organización usa un entorno de nube hospedada, tendrás un lugar para cargar archivos confidenciales o de gran tamaño que puede que prefieras no enviar por correo electrónico. Algunos proveedores de almacenamiento en la nube también permiten editar fácilmente documentos como grupo (incluso al mismo tiempo) con herramientas conocidas.
  2. Correo electrónico: lo bueno de usar la nube para hospedar tu correo electrónico es que puedes obtener acceso a tus mensajes desde cualquier lugar. Es especialmente importante si tus empleados están en un viaje de negocios o trabajan desde casa. Como el correo electrónico se considera una aplicación crítica en el mundo empresarial actual, es necesario que sea confiable. Al usar la nube (en lugar de hospedar tu propio servidor Exchange), te olvidarás de las preocupaciones sobre el tiempo de actividad del servidor y la capacidad del correo electrónico.
  1. Copia de seguridad de archivos: es imprescindible que las organizaciones mantengan copias de sus archivos (especialmente, ya que nunca puedes saber qué documentos, correos electrónicos etc., tendrán utilidad). En los sistemas de copia de seguridad anteriores, se usaban cintas o discos físicos que era necesario enviar a las instalaciones de almacenamiento cuando estaban llenos. El uso del almacenamiento en la nube online permite realizar copias de seguridad de archivos confiables que, además, se pueden realizar fácilmente y sin esfuerzo. Esto es especialmente útil al cambiar de oficina o de equipo, y realmente permite proteger la información contra desastres naturales o causados por el hombre, como una inundación o un incendio.
  2. Comercio electrónico y hospedaje de sitios web: en la sociedad actual, que avanza a un ritmo vertiginoso, nadie quiere esperar hasta que se cargue un sitio web lento. Si hospedas tu sitio web y tu tienda online en la nube, el tiempo de inactividad se reducirá drásticamente (y, con frecuencia, será inexistente). Es más, la nube es escalable, especialmente si tienes un proveedor de almacenamiento en la nube empresarial confiable que administra tus servicios. Eso quiere decir que puedes implementar fácilmente recursos adicionales en momentos previstos de tráfico elevado, como épocas de vacaciones o de rebajas especiales.
  3. Prueba y desarrollo: cuando tu equipo de TI necesita un entorno de control de calidad para una nueva línea de productos o aplicación, podrás ahorrar dinero y esfuerzo si usas la nube. En la nube, tu equipo puede probar el tiempo de carga y ejecutar simulaciones para comprobar cómo funcionaría una aplicación en tiempo real (pero sin publicarla ni tener que mantener un entorno de control de calidad separado).
  4. Aplicaciones empresariales: la nube puede hospedar tus aplicaciones empresariales favoritas, lo que permitirá a tus empleados trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Al considerar los posibles proveedores de almacenamiento en la nube, asegúrate de seleccionar uno que pueda hospedar una amplia variedad de aplicaciones empresariales, como administración de las relaciones con el cliente, logística y planeamiento, análisis, y más.

Puede que tu organización use la nube, pero que no aproveche al completo sus capacidades. Céntrate en conseguir que tu inversión en la nube sea rentable, y eso significa ir más allá del simple almacenamiento en la nube.

Acerca del autor

The Microsoft 365 team is focused on sharing resources to help you start, run, and grow your business.

Introducción a Microsoft 365

Es el Office que conoces, con herramientas que te ayudarán a trabajar mejor en equipo de forma que puedes aumentar tu productividad, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Comprar ahora
Contenido relacionado
Business Tech

Información importante que las empresas en desarrollo necesitan conocer sobre el archivado de correo electrónico

Más información
Business Tech

Acceso ilícito: Por qué necesitas Protección contra amenazas avanzada

Más información
Business Tech

Comprobar si tu solución de seguridad de los datos móviles cumple todos los requisitos

Más información

El Centro de crecimiento no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes comunicarte con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.