Entender a los programadores expertos: Compartir fotos en un mundo social

La función de las redes sociales, en su esencia, es compartir información e ideas. Y si los miles de millones de personas que usan las redes sociales de manera habitual proporcionan alguna información, está claro que es que al ser humano moderno le gusta compartir mucho.

Tomemos algunas de estas plataformas comunes como ejemplo. En un día normal, se puede esperar el siguiente nivel de participación:

  • Facebook: 1370 millones de usuarios activos
  • Twitter: 500 millones de tweets
  • Instagram: 94 millones de fotografías y vídeos

Un nuevo tipo de movilización social

Los humanos están hechos para socializar, por lo que no debería sorprendernos que las redes sociales tengan el alcance y el impacto que vemos hoy en día. Además de esa ambición social, cada vez más de nosotros tenemos una herramienta social increíblemente potente en nuestros bolsillos, el teléfono móvil. Más de nueve de cada diez adultos estadounidenses tiene un teléfono móvil. Los smartphones, que incluyen conectividad a Internet y aplicaciones móviles como características estándar, son una de las formas más comunes que elegimos para socializar. Y una de las características más importantes de los smartphones que hace que compartir cosas en las redes sociales sea tan relevante es la cámara.

Las cámaras están detrás de una gran cantidad de contenido compartido. En 2013, Facebook citó 350 millones como el número de fotos cargadas en su plataforma cada día. En solo unos años, el smartphone ha proporcionado cámaras digitales a millones de personas y les ha permitido compartir esas fotos con facilidad.

La posibilidad de compartir fotos es un elemento clave de las redes sociales más exitosas. La primera versión de Facebook era básicamente un directorio de fotos, y aunque ha ampliado sus opciones desde entonces, las fotos aún se encuentran entre los principales tipos de contenido en la red.

En 2012, Facebook adquirió Instagram, un servicio para compartir fotos. A diferencia de otras redes, al principio, Instagram se centraba únicamente en las fotografías. En la aplicación, los usuarios cargaban fotos individuales. Cada usuario podía seguir otras cuentas, y esas fotos aparecían en una fuente cronológica. En tan solo dos años, este simple concepto basado en compartir fotos convirtió a Instagram en una empresa multimillonaria.

En los sitios populares para compartir fotos, no es raro ver que los usuarios siguen una amplia gama de cuentas de categorías diversas. En la misma fuente, los usuarios pueden ver la fotografía premiada de National Geographic, lo que ha desayunado un vecino esta mañana y una reunión de gatos famosos. Las personas han creado con éxito sus propias marcas a través de aplicaciones para compartir fotos. Ese es el poder de las fotografías.

Las fotografías tienen la ventaja de la que carece el lenguaje. El lenguaje tiene que traducirse para llegar a una audiencia global, pero las fotografías no. Es una de las formas de comunicación más comprensibles, por no decir la más universal.

Compartir fotos también se ha convertido en una experiencia de colaboración. En varias plataformas, los usuarios pueden crear álbumes públicos o privados con colaboradores que agregan sus fotos al conjunto. Tanto si los colaboradores son amigos, como familiares o personas totalmente desconocidas, la experiencia de compartir fotos no se limita a una sola persona.

Menos no siempre es más

Aunque es cierto que las aplicaciones como Instagram tienden a adherirse a pautas de calidad sobre cantidad, las personas tienen pocas razones para no tomar tantas fotos como quieran. La capacidad de almacenamiento del teléfono móvil podría ser suficiente, pero hay varias opciones de almacenamiento basadas en la nube que permiten a los usuarios tener una caché de fotos aparentemente interminable. OneDrive de Microsoft es una solución común que permite a los usuarios almacenar todas sus fotografías, organizarlas en álbumes y compartir sus favoritas. Se acabaron los datos adjuntos de gran tamaño en correos electrónicos o las unidades flash, ahora solo hay que enviar un vínculo por correo electrónico, por texto, a través de iMessage o Facebook.

Acerca del autor

www.presentationstudio.com

Introducción a Microsoft 365

Es el Office que conoces, con herramientas que te ayudarán a trabajar mejor en equipo de forma que puedes aumentar tu productividad, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Comprar ahora
Contenido relacionado
Business Tips

Seis formas de mejorar la eficiencia de las reuniones virtuales

Más información
Business Tips

Cinco formas de trabajar en casa y sentirte como si nunca hubieras salido de la oficina

Más información
Business Tips

Trabajar desde casa y hacerlo a gusto

Más información

El Centro de crecimiento no constituye asesoramiento profesional financiero ni impositivo. Debes comunicarte con un profesional de finanzas o impuestos para debatir tu situación.