Desafío

Los conservacionistas y los terratenientes tienen que inventariar los bosques para comprender y tomar decisiones que faciliten sus objetivos administrativos. Estos datos pueden ayudar a determinar los efectos del cambio climático en las prácticas sustentables de la ordenación del suelo, apoyar o mejorar el hábitat para las especies y ofrecer una tala más sustentable. Pero, el inventariado de los bosques es un proceso laborioso. Los silvicultores tienen que contar manualmente los árboles en miles de hectáreas, un proceso lento, costoso y, ocasionalmente, poco confiable.

Soluciones

NCX está revolucionando el inventariado de los bosques al combinar las imágenes por satélite con el aprendizaje automático para reducir el trabajo de campo manual y mejorar la precisión y la calidad de los datos. NCX (que funciona en Microsoft Azure) recopila imágenes satelitales de alta resolución y las combina con los datos de campo existentes para crear mapas detallados de los bosques con una resolución de 15 metros. Los conservacionistas, los gobiernos y los terratenientes pueden utilizar estos mapas para evaluar los bosques y desarrollar planes de gestión sustentable a una fracción del tiempo y costo de los estudios forestales tradicionales.

Una zona forestal montañosa.

NCX utiliza AI para monitorear los bosques

Árboles erectos al sol.