Protección de Datos

Protección de Datos Personales en Internet

Bien sabido es que cualquier tecnología no utilizada correctamente implica riesgos, sobre todo si se trata de tecnología que impacta directamente en nuestra vida diaria y que además de ser un gusto se convierte en una necesidad. Las estadísticas apuntan a que los mexicanos son principalmente usuarios recurrentes del Facebook, Twitter y You Tube, no menos importante que los de juegos en línea. Aquéllos que disponen de Internet se conectan varias veces al día y la consulta de contenidos a través de dispositivos móviles ha comenzado a superar el uso de equipos en el hogar. Así, cuando la tecnología se vuelve costumbre, se olvida el riesgo y la responsabilidad que implica. A continuación, se enlistan algunos puntos básicos para cuidar tus datos personales en el uso de Internet:

  • Piensa antes de publicar. Todo lo que escribas en la red puede permanecer al alcance de otros de manera permanente, aún cuando lo borres: datos, información, opiniones ideas, fotografías. Esto es fundamental, en el momento en que subes una foto, video o comentario a Internet, éste es replicado de manera automática por los servidores y a través de las redes, a fin de mantener nuestros contenidos siempre disponibles. Sin embargo, en el caso de las redes sociales como Facebook o Twitter también puede ser visible para amigos y hasta para terceros que a su vez pueden replicar nuestros contenidos en sus propias cuentas, como si ese contenido fuera suyo; basta con ver un tweet popular, se replica de cuenta en cuenta y el autor en segundos pierde control sobre su difusión, o bien una fotografía subversiva caída en manos maliciosas es descargada a otras computadoras y reenviada miles de veces.
  • Mantén secreta tu contraseña. No se la digas a nadie. Inventa una contraseña que sea difícil de adivinar, pero fácil de recordar. No utilices tu nombre ni tu fecha de nacimiento.En las preguntas de seguridad de tus cuentas evita utilizar información que pueda ser deducida de tus publicaciones en redes sociales, como por ejemplo: el nombre de tu mascota, de tu maestra de primaria, o tus gustos y preferencias conocidas. Es recomendable mezclar letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales, utilizando contraseñas muy largas (estrofas de canciones, frases que te gusten), piensa que si alguien lograra adivinar tu contraseña ¿qué tanto invadiría tu privacidad?
  • Cuida tu imagen y la de los demás. No subas fotos tuyas o de otros de las que después te puedas arrepentir. Una vez en Internet su difusión es incontrolable. Su publicación puede dañar a alguien. Además de saber que la información en Internet puede ser replicada por múltiples razones, uno de los principales intereses es mantener una imagen respetable en línea. Es bien conocido que los sitios de pornografía buscan fotos de perfiles públicos en las redes sociales para colocarlas en anuncios de dichos sitios, nuestros comentarios y fotos en redes sociales pueden llegar a estropear oportunidades de educación y laborales. En cuanto a la imagen de los demás, existen muchos casos de “amigos” que suben a canales de video secuencias graciosas de alguna persona, causándole serios problemas de imagen e incluso dañando su salud emocional.
  • Verifica qué saben de ti. Busca tu nombre en Internet y verifica qué información aparece de ti.Siempre es importante buscar tu nombre, dirección, teléfono, cuentas de correo y usuarios de redes sociales dentro de los motores de búsqueda como Bing, Yahoo o Google, para saber qué información sobre ti circula en Internet y cuál es tu grado de anonimato en la red.
  • Cierra tu sesión. Si te conectas en una computadora que no sea la tuya, siempre cierra tu cuenta para que otros no tengan acceso a tu información o se hagan pasar por ti.Esta recomendación aplica a las sesiones de computadoras o de cualquier otro dispositivo como una tablet o smartphone, incluyendo todo tipo de aplicaciones. Si tienes la necesidad de acceder a tus cuentas a través de dispositivos ajenos, borra el historial de navegación de páginas, cookies, y contraseñas almacenadas en el equipo una vez terminado su uso; además es aconsejable no aceptar el almacenamiento automático de contraseñas ofrecido por los navegadores y aplicaciones.
  • Respeta a los demás. Tú eres responsable de lo que publicas. Cuida las palabras que pones en los foros y redes sociales. No hagas lo que no quieras que te hagan.El ciberbullying es una tendencia creciente debido a la sensación de anonimato de los agresores, sin contar que un solo agresor puede hacer mucho daño a su víctima, por la facilidad con la que se difunde la información. La mejor manera de contribuir es no uniéndote a estas campañas nocivas y siempre estar al pendiente de la naturaleza de los amigos que se tienen en línea y en la vida real.
  • Usa un apodo o alias. Así te proteges y sólo tus amigos y familiares sabrán que eres tú.Si por alguna razón necesitas ser identificable de manera más formal, a través de un correo o perfil de red social utiliza sólo un nombre y un apellido, así serás identificable para las personas indicadas pero serás más difícil de ubicar a través de los motores de búsqueda. El uso de apodos o alias también implica responsabilidad de nuestra parte, hay que usar el anonimato como una herramienta para protegernos y no como una máscara para encubrir actos maliciosos.
  • No digas todo de ti. Da la mínima información posible. No te expongas ni expongas a los tuyos.La mayoría de las personas mal intencionadas no están tras la pista de una persona en particular, siempre es más fácil y rápido estar monitoreando la red hasta encontrar a los grupos o personas vulnerables. Las personas cuya información es difícil de acceder son blancos menos atractivos.
  • Asegura y cuida tus cuentas. Decide qué información es conveniente publicar y compartir en las redes sociales, así como quiénes pueden acceder a ellas.Tener a tus profesores o jefes en la misma cuenta de red social que la de los amigos de confianza puede resultar contraproducente. Asimismo, los sitios con contenido a disposición del público en general, como son sitios de blog o miniblog, los cuales plasman pensamientos y opiniones, pueden ser usados como una radiografía de tu personalidad, la cual puede no ser del todo cierta.
  • Crea varios e-mails. Puedes tener uno para los amigos, otro para juegos y redes sociales, etc.La seguridad en Internet se mueve en círculos de confianza así como en la vida real: existe un espacio que sólo nos interesa a nosotros, uno que se comparte con la familia, otro con los amigos cercanos, otro con los contactos laborales o bien sólo conocidos, tener definidas estas áreas en cuentas de correo, redes sociales y agendas telefónicas es muy importante para ayudar a proteger tu privacidad.