Protege a tus Hijos - Amor e Internet

Amor e Internet

No cabe duda que una de las características más importantes de los seres humanos es el deseo de convivir en sociedad, establecer relaciones con otras personas sin importar si son laborales, de amistad, de pareja o cualquier otro tipo de relación, es más, basta con tener una plática breve en el autobús o en la fila de las tortillas para satisfacer esta necesidad social. Es en este punto donde Internet juega un papel fundamental, pues la red no sólo es un catálogo de información o un lugar del cual se puede descargar música o imágenes, sino es también un lugar donde podemos interactuar con otros seres humanos. Es tan importante esta actividad que en el estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México publicado por la Amipci se revela que entre las principales actividades sociales de los internautas se encuentra el correo electrónico y los servicios de mensajería instantánea, servicios que nos permiten comunicarnos de manera directa y personal con otros seres humanos.

Ahora bien, desde la aparición de las tecnologías de información y comunicaciones, principalmente de Internet, hemos cambiado algunos hábitos y costumbres y es un hecho que nos han facilitado la vida, ejemplos de esto los podemos encontrar en los servicios bancarios, educación, trámites de gobierno, etcétera, y algo muy importante es que las relaciones sociales y el amor, no están fuera de esta realidad. En Internet existen diferentes páginas para búsqueda de amigos o parejas, y hablando de relaciones esporádicas o duraderas podemos encontrar la siguiente clasificación de sitios:

  • Sitios de búsqueda de parejas. En esta clasificación encontramos sitios que permiten la búsqueda de una pareja de acuerdo a nuestros intereses, por ejemplo podríamos buscar una mujer de entre 20 y 25 años, que sea profesionista, viva en la ciudad de México y posiblemente nos interese también que sea de una delegación en particular. Entre estos sitios encontramos algunos donde la simple búsqueda es completamente gratuita y sin restricciones y otros que solicitan a los usuarios llenar un pre-registro o pertenecer a la red para poder hacer búsquedas. De igual forma una vez que encontramos a nuestra pareja ideal, si deseamos contactarla existen sitios que permiten hacerlo desde su plataforma o comparten un correo de contacto, es este punto donde algunos de ellos establecen tarifas para poner en contacto a los usuarios, por ejemplo Match.com mantiene tarifas que van desde los 141 pesos al mes hasta los 275 pesos, otras páginas como GetItOn manjean tarifas de 25 centavos de dólar por día y otras como Amigos.com con tarifas de 9.99 USD al mes. Es importante destacar que este tipo de sitios en general no se responsabilizan del comportamiento de los usuarios ni de la veracidad de los datos, por ejemplo los términos de Match.com establecen lo siguiente:

"7. La identificación de los usuarios en Internet es difícil. Por consiguiente, Match.com no puede asegurar que cada miembro o usuario es quién él o ella dicen ser. Por lo tanto, usted debe tener cuidado al tratar con otros usuarios."

Esto nos deja claro que la responsabilidad de a quién se contacta y de las acciones que ocurran a partir de este servicio es nuestra.

  • Sitios de citas. En estos sitios se pueden buscar parejas, pero a diferencia de los anteriores, estos sitios realizan una investigación de sus miembros y gestionan el encuentro físico de dos interesados.

Entre estos sitios podemos considerar una tercera clasificación derivada de los servicios de citas que han existido a lo largo del tiempo, nos referimos a lugares físicos donde la gente va con el propósito de conocer a otras personas: fiestas, bares, reuniones de solteros, entre otros. Su representación en Internet puede observarse en clasificados que anuncian este tipo de reuniones, la principal ventaja que representan es el hecho de que uno puede conocer previamente a los asistentes a la reunión y conocer físicamente en una fiesta/bar.

No debemos olvidar que en Internet existen personas que aparentan una identidad y en realidad son otras personas y posiblemente tengan intereses diferentes a los nuestros, entre estas personas podemos encontrar acosadores, extorsionadores, etcétera. En este sentido la CNDH identifica a Internet como un medio de enganche en la trata de personas, otros autores consideran que de los datos proporcionados podrían tener mal uso encontrando así casos de robo de identidad.

Sin embargo, podemos hacer un uso seguro y responsable de estos sistemas y para lograrlo debemos de tomar en cuenta que los mismos riesgos que existen en la vida cotidiana se presentan en Internet y por lo mismo debemos de tomar precauciones similares, por ejemplo, en caso de un encuentro físico con alguien que se conoció por Internet o teléfono sería recomendable acudir acompañados en las primeras citas. Sabemos también que mientras más detalles tenga nuestro perfil de contacto puede ser más atractivo a otras personas o permitiría encontrar a alguien con intereses muy cercanos a los nuestros, pero no debemos olvidar que la información que publicamos en Internet puede ser vista por cualquiera que tenga acceso si no establecemos las restricciones adecuadas, lo más recomendable es que sólo publique la información que compartiría en cualquier reunión de amigos o entre desconocidos.

  • Lea sobre Búsqueda de pareja en línea ingresando aquí