Aplicaciones para móviles

La evolución de los teléfonos celulares y las tabletas electrónicas junto con sus sistemas operativos han desarrollado en los últimos meses un movimiento conocido como “app economy” o economía de las aplicaciones. Este movimiento ha generado miles de empleos y millones de dólares alrededor del mundo, pero ¿qué es la app economy?

Las aplicaciones en los dispositivos móviles cambiaron la forma en cómo accedíamos a los contenidos de Internet, en general un usuario acostumbraba a utilizar un navegador de internet (por ejemplo Internet Explorer) en su teléfono celular para visitar páginas de internet y acceder a los contenidos, por ejemplo si quería visitar su correo de Hotmail visitaba directamente el sitio de Hotmail que estaba diseñado para teléfonos celulares o cualquier otro dispositivo móvil. Esta forma de conectarnos ha cambiado y ahora podemos descargar de internet una aplicación para consultar correo electrónico y ésta se conecta de forma directa a Hotmail y descarga los mensajes. Al día de hoy la mayoría de las personas que usa un teléfono inteligente ha descargado o utilizado una aplicación, por ejemplo quien no ha escuchado hablar de la aplicación de Facebook, Twitter o una de mapas para guiarse en la ciudad.

Estas aplicaciones son diseñadas para millones de dispositivos alrededor del mundo y existen algunas especializadas para médicos, viajeros, investigadores, etcétera. En consecuencia las personas comienzan a buscarlas y descargarlas para resolver problemas de su vida cotidiana o simplemente para divertirse o comunicarse con los demás y sus costos son variados pero existen miles que son gratuitas y otras que tienen un costo aproximado de un dólar.

Lo más importante como usuarios de estas aplicaciones es considerar algunas medidas de seguridad antes de descargar o utilizarlas y así evitar que puedan acceder o divulgar información personal sin autorización. Para ello te damos las siguientes sugerencias:

  • Descarga las aplicaciones de un sitio reconocido.
  • Investiga sobre la empresa que desarrolla la aplicación.
  • Lee comentarios de otras personas sobre la aplicación a descargar.
  • Si solicita acceso a datos personales de tu teléfono, contactos o ubicación, acepta sólo si es necesario para su funcionamiento.
  • Si la aplicación hace uso de tu ubicación geográfica para publicarla en Internet, asegura que esto no sea visible para todos los usuarios de la red.

Ver más: