Desafío

En todo el mundo hay más de un millón de especies en peligro de extinción. Sin información precisa sobre la ubicación probable de las especies, a los conservacionistas les resulta muy difícil priorizar sus esfuerzos. Las normativas para proteger las especies amenazadas inhiben el desarrollo agrícola, residencial e infraestructural en las zonas donde exista incertidumbre sobre la presencia de especies en peligro.

Soluciones

Al integrar datos de campo biológicos procedentes de la red de NatureServe, mapas digitales climáticos y ambientales con Azure Machine Learning, NatureServe genera mapas de hábitats predictivos para miles de especies en peligro, lo que permite una conservación de precisión a la escala de una nación. Si contamos con datos inteligentes, podemos reducir los impactos negativos y actuar con más eficacia para conservar nuestro patrimonio natural.

Cómo NatureServe utiliza Azure

Frailecillo silbador, ave marina

NatureServe conecta la ciencia con la conservación

Lirio de Gray, flor

Notas sobre las fotografías:

  1. Chara floridana (Aphelocoma coerulescens), estado de conservación mundial según NatureServe: en peligro (G2); estado en la lista del ESA: amenazada.
  2. Frailecillo silbador (Charadrius melodus), estado de conservación mundial según NatureServe: vulnerable (G3); estado en la lista del ESA: en peligro (población de los Grandes Lagos), amenazada (poblaciones de la costa atlántica y de las Grandes Llanuras del Norte). Foto de Casey Weissburg, CC BY-NC 4.0.
  3. Lirio de Gray (Lilium grayi), estado de conservación mundial según NatureServe: en peligro crítico (G1). Foto de Annkatrin Rose, CC BY-NC-SA 2.0.